She­pard Fai­rey

She­pard Fai­rey em­pe­zó su ca­rre­ra pin­tan­do en los ca­lle­jo­nes de su ciu­dad na­tal y hoy se ha con­ver­ti­do en uno de los activistas ur­ba­nos más exi­to­sos de la es­ce­na in­ter­na­cio­nal

Dapper - - SUMARIO -

Des­de los ca­lle­jo­nes de su Char­les­ton na­tal a con­ver­tir­se en la úl­ti­ma re­vo­lu­ción del ar­te ur­bano

Sa­li­mos a la ca­lle con pri­sa, pa­ra­mos en los se­má­fo­ros, es­qui­va­mos los co­ches y nos per­de­mos en­tre la mu­che­dum­bre has­ta que nues­tra mi­ra­da se cru­za con al­go que no es­pe­rá­ba­mos en­con­trar. Por pri­me­ra vez nos da­mos cuen­ta de que las ciu­da­des es­tán re­ple­tas de imá­ge­nes su­ge­ren­tes que nos bom­bar­dean con men­sa­jes. Una for­ma de co­mu­ni­ca­ción an­ces­tral que ha vuel­to a po­ner­se de mo­da gra­cias al tra­ba­jo de ar­tis­tas que mez­clan su men­ta­li­dad co­mer­cial con la re­bel­día pro­pia del ar­te ur­bano. Uno de los ca­sos más po­pu­la­res es el de She­pard Fai­rey, un di­se­ña­dor grá­fi­co nor­te­ame­ri­cano que vi­vió el fe­nó­meno de la es­ce­na al­ter­na­ti­va en la dé­ca­da de los 80 y se con­vir­tió en una es­tre­lla me­diá­ti­ca cuan­do su pós­ter con el re­tra­to de Oba­ma pu­so una no­ta de es­pe­ran­za (ho­pe) en la cam­pa­ña pre­si­den­cial del 2008. “El di­bu­jo me ha atraí­do des­de que era pe­que­ño, pe­ro el con­cep­to de ar­te to­mó una di­men­sión com­ple­ta­men­te dis­tin­ta en 1984, cuan­do em­pe­cé a ir en mo­no­pa­tín y a es­cu­char música punk”, ex­pli­ca con una son­ri­sa de com­pli­ci­dad. “Aque­llos dos mo­vi­mien­tos for­ma­ban par­te de la con­tra­cul­tu­ra, da­ban mu­cha im­por­tan­cia a la crea­ti­vi­dad y, so­bre to­do, se ba­sa­ban en la fi­lo­so­fía de ha­cer las co­sas por uno mis­mo”.

Des­de en­ton­ces, se ha de­di­ca­do a via­jar por el mun­do dan­do con­fe­ren­cias so­bre el po­der de los ico­nos vi­sua­les, ha rea­li­za­do mu­ra­les de gran for­ma­to en ciu­da­des de los cin­co con­ti­nen­tes y ha di­se­ña­do al­gu­nas de las portadas de dis­cos más em­ble­má­ti­cas de las úl­ti­mas dé­ca­das, en­tre las que des­ta­can Mon­key Bu­si­ness, de The Black Eyed Peas, Zeit­geist, de The Smas­hing Pump­kins, y el le­gen­da­rio Ce­le­bra­tion Day, de Led Zep­pe­lin. Tam­bién apro­ve­chó su es­tre­cha amis­tad con el enig­má­ti­co Banksy pa­ra te­ner una par­ti­ci­pa­ción des­ta­ca­da en el do­cu­men­tal Exit Th­rough the Gift Shop, que es­tu­vo no­mi­na­do a los Óscar y mos­tra­ba con mu­cho hu­mor la ca­ra ocul­ta del mer­ca­do del ar­te ur­bano. A pe­sar de la fa­ma y del re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal, su ma­ne­ra

She­pard Fai­rey na­ció en 1970 en Char­les­ton (Ca­ro­li­na del Nor­te) y se afi­cio­nó al ar­te sien­do ado­les­cen­te. Ob­tu­vo re­co­no­ci­mien­to in­ter­na­cio­nal gra­cias al car­tel de

con Ba­rack Oba­ma en el 2008

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.