El clá­si­co eterno ame­ri­cano, ac­tua­li­za­do

Dapper - - MODA -

Bá­si­co de en­tre­tiem­po por ex­ce­len­cia, la ca­za­do­ra va­que­ra no pue­de fal­tar en tu ar­ma­rio. Y más esta pri­ma­ve­ra, cuan­do son mu­chos los di­se­ña­do­res y las fir­mas de moda que apues­tan por ac­tua­li­zar­la, ya sea con la apli­ca­ción de par­ches, como Ds­qua­red2, ro­tos, como Bal­main, bor­da­dos en la es­pal­da, como Ba­len­cia­ga, o to­pos no­ven­te­ros, como An­to­nio Mi­ró. Nue­vas in­ter­pre­ta­cio­nes pa­ra una pren­da con más de 130 años de his­to­ria cu­yos orí­ge­nes se re­mon­tan a los tra­ba­ja­do­res de la fie­bre del oro en el oes­te ame­ri­cano y a Le­vi Strauss. El mis­mo ri­be­tea­do en co­bre que pa­ten­tó pa­ra sus pri­me­ros jeans, lo apli­có tam­bién a la ca­za­do­ra va­que­ra pa­ra un uni­for­me de trabajo du­ra­de­ro y re­sis­ten­te que so­lo aban­do­na­ría su fa­ce­ta más uti­li­ta­ria a par­tir de los años 50. Fue en­ton­ces cuan­do, au­pa­do por es­tre­llas del ci­ne como Bing Crosby y, más tar­de, por Ma­rilyn Mon­roe, Paul New­man y Ste­ve McQueen, la ca­za­do­ra va­que­ra lle­gó al gran pú­bli­co gra­cias a su co­mo­di­dad, fun­cio­na­li­dad y ver­sa­ti­li­dad, tres cua­li­da­des que si­guen ex­pli­can­do el por­qué de su éxi­to. Esta tem­po­ra­da, cuan­do la ro­pa de trabajo es ten­den­cia, la ca­za­do­ra va­que­ra re­cla­ma su rei­na­do como la pren­da im­pres­cin­di­ble del hom­bre DAPPER.

Bal­main Ca­za­do­ra de as­pec­to vin­ta­ge, con cue­llo clá­si­co de ca­mi­sa, cie­rre con bo­to­nes pla­tea­dos, dos bol­si­llos con so­la­pa en el pe­cho y otros dos con cre­ma­lle­ra in­ten­cio­nal­men­te usa­das (1.190 €)

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.