Eléc­tri­cos de en­sue­ño

BMW se ex­hi­be con el 760Li, una jo­ya de la in­ge­nie­ría ale­ma­na que des­ti­la una inusi­ta­da ele­gan­cia de­por­ti­va. El bu­que in­sig­nia de la fir­ma bá­va­ra lle­va el pla­cer de la con­duc­ción a otro nivel de ex­ce­len­cia, im­pul­sa­da por un im­pre­sio­nan­te mo­tor V12.

Dapper - - SUMARIO - TEX­TO Ser­gi Me­jías

El fu­tu­ro de los co­ches pre­mium pa­sa por los vehícu­los con una im­pul­sión 100% eléc­tri­ca

Des­de su pri­me­ra apa­ri­ción en 1977, la Se­rie 7 de BMW siem­pre ha si­do el es­pe­jo don­de la fir­ma ale­ma­na re­fle­ja el lu­jo con ma­yús­cu­las y la ex­clu­si­vi­dad. Y el re­no­va­do 760Li es su máximo ex­po­nen­te, 5,23 me­tros de sun­tuo­si­dad ves­ti­dos con las mejores ga­las de BMW, tan­to por fue­ra como por den­tro. El 760Li des­ti­la una ima­gen so­bria con la ca­rac­te­rís­ti­ca ca­lan­dra de la mar­ca ale­ma­na y las to­mas de ai­re en lu­gar de los clá­si­cos fa­ros an­ti­nie­bla, ade­más del re­gre­so a los gru­pos óp­ti­cos de­lan­te­ros alar­ga­dos. De­ta­lles como las sa­li­das tra­se­ras del es­ca­pe apor­tan esas pin­ce­la­das de­por­ti­vas que tan­to gus­tan a los se­gui­do­res de BMW, jun­to con el kit ae­ro­di­ná­mi­co M.

Una vez den­tro, te das cuen­ta de que se tra­ta de una li­mu­si­na ca­mu­fla­da, de un mo­de­lo don­de las pla­zas tra­se­ras se lle­van to­do el pro­ta­go­nis­mo. Las mejores pie­les, las ma­de­ras no­bles y ma­te­ria­les de ca­li­dad se com­bi­nan pa­ra re­crear una at­mós­fe­ra de lu­jo so­bria y sin re­car­gar. Con un in­vierno frío como he­mos pa­sa­do, la ca­le­fac­ción de los asien­tos se va­lo­ra más que nun­ca. Pe­ro es que 760Li tam­bién dis­po­ne de ai­rea­ción y ma­sa­je en el asien­to del con­duc­tor y ca­le­fac­ción en el vo­lan­te. Se aca­bó eso de que­dar­se con las ma­nos he­la­das de­bi­do a un vo­lan­te de­ma­sia­do frío.

Como he­mos co­men­ta­do, se­rá en las pla­zas tra­se­ras don­de to­me­mos con­cien­cia del lu­jo que ofre­ce es­te BMW, pues tan­to po­dre­mos ver la te­le­vi­sión como dis­po­ner de wi­fi o te­ner ac­ce­so a una ne­ve­ra, así como cli­ma­ti­za­ción in­di­vi­dua­li­za­da, ade­más de la fun­ción de ma­sa­je. Pe­ro es que el asien­to de­re-

cho del pa­sa­je­ro tiene un pro­gra­ma de ejer­ci­cios y reposapiés pa­ra ele­var al máximo el con­fort. Y to­do se con­tro­la a tra­vés de una ta­ble­ta ins­ta­la­da detrás de los asien­tos; de ci­ne. La ca­pa­ci­dad del ma­le­te­ro es de 515 li­tros, aunque en ca­so de con­tar con el fri­go­rí­fi­co, que es op­cio­nal, el ma­le­te­ro que­da par­ti­do por dos, per­dien­do fun­cio­na­li­dad.

Dan­do al bo­tón de arran­que, el mo­tor V12 so­bre­ali­men­ta­do de 6.6 li­tros co­bra vi­da sin en­te­rar­nos. No se oye na­da, so­lo la agu­ja del cuen­ta­rre­vo­lu­cio­nes nos in­di­ca que el mo­tor es­tá en mar­cha y dispuesto a dis­fru­tar de esos 610 CV de po­ten­cia. Con esta ca­ba­lle­ría, y a pe­sar de sus 2.180 ki­los de pe­so, el 760Li es ca­paz de ace­le­rar de 0 a 100 km/h en 3,7 se­gun­dos y al­can­zar los 250 km/h de ve­lo­ci­dad má­xi­ma, aunque des­li­mi­ta­do lle­ga has­ta los 305 km/h. La ca­ja de cam­bios es au­to­má­ti­ca de 8 ve­lo­ci­da­des y dis­po­ne de trac­ción a las cua­tro rue­das xD­ri­ve, to­da una ga­ran­tía en se­gu­ri­dad y pres­ta­cio­nes. Ade­más, po­der con­du­cir un V12 es un pla­cer que di­fí­cil­men­te po­de­mos ex­pe­ri­men­tar ac­tual­men­te.

El 760Li es el me­jor es­ca­pa­ra­te tec­no­ló­gi­co de BMW, don­de la fir­ma ale­ma­na sue­le es­tre­nar par­te de sus in­no­va­cio­nes. En es­te ca­so, dis­po­ne de so­lu­cio­nes como el eje tra­se­ro di­rec­cio­nal y el sis­te­ma Modo Adap­ta­ti­ve, que adap­ta di­ver­sos pa­rá­me­tros a nues­tro estilo de con­duc­ción. Al vo­lan­te, las sen­sa­cio­nes que des­ti­la es­tán a la al­tu­ra de la per­cep­ción de ber­li­na de lu­jo que trans­mi­te. La sua­vi­dad de fun­cio­na­mien­to y el con­fort es­tán pa­ten­tes en ca­da mo­men­to. No obs­tan­te, se­rá pi­sar a fon­do el ace­le­ra­dor y en­trar en otra di­men­sión, don­de to­do pa­sa muy de­pri­sa. Por­que es­te Se­rie 7 co­rre, y mu­cho. De po­der dis­fru­tar de él en ca­da mo­men­to se en­car­gan los mo­dos de con­duc­ción, que nos per­mi­ten ele­gir en­tre Eco, Con­fort, Sport y el men­cio­na­do Adap­ta­ti­ve. Res­pec­to al con­su­mo, la pro­pia BMW ho­mo­lo­ga un gas­to mix­to de 12,8 li­tros ca­da 100 ki­ló­me­tros, y du­ran­te la prue­ba no lle­gó a esta ci­fra.

Con­du­cir el 760Li es una de­li­cia, da igual que sea por ciu­dad, ca­rre­te­ra o au­to­pis­ta. Aunque, sin lu­gar a du­das, quie­nes más lo apre­cia­rán se­rán los pa-

El

BMW 760Li ha­ce del lu­jo y con­fort de las pla­zas tra­se­ras su gran ra­zón de ser. Es una oda a la co­mo­di­dad, con la po­si­bi­li­dad de con­tar ya no so­lo con ca­le­fac­ción y ai­rea­ción en los asien­tos, sino tam­bién con una fun­ción de ma­sa­je. Del entretenimiento de los acom­pa­ñan­tes se en­car­ga una te­le­vi­sión vía sa­té­li­te, ade­más de una zo­na wi­fi. El súm­mum lle­ga en for­ma de re­fri­ge­ra­dor pa­ra po­der lle­var be­bi­da fres­ca a bor­do. Las mejores pie­les, ma­de­ras no­bles y ma­te­ria­les de ca­li­dad se com­bi­nan en su in­te­rior pa­ra re­crear una at­mós­fe­ra de lu­jo so­bria y sin re­car­gar

sa­je­ros de las pla­zas tra­se­ras. En ciu­dad, con sus li­mi­ta­cio­nes en se­gún qué apar­ca­mien­tos de­ma­sia­do es­tre­chos, el vehícu­lo im­po­ne y uno se sien­te se­gu­ro. Por ca­rre­te­ra es como ir so­bre una al­fom­bra má­gi­ca, to­do sua­vi­dad y con­fort, aunque no se pue­de ol­vi­dar que pe­sa más de dos to­ne­la­das y que en tra­mos vi­ra­dos no hay quien es­con­da el pe­so si cir­cu­la­mos a un rit­mo ale­gre. Y en au­to­pis­ta, to­das las ayu­das a la con­duc­ción, como el con­trol de ve­lo­ci­dad cru­ce­ro adap­ta­ti­vo, ha­rán que via­jar a bor­do de es­te BMW sea más que puro pla­cer.

El pre­cio de sa­li­da del BMW 769Li es de 196.850 eu­ros, pe­ro en el ca­so de la uni­dad pro­ba­da, do­ta­da con un equi­pa­mien­to ex­tra, como la ca­le­fac­ción del vo­lan­te y asien­tos, la ne­ve­ra o el Exe­cu­ti­ve Loun­ge (reposapiés pa­ra el pa­sa­je­ro de detrás), el pre­cio fi­nal su­pera fá­cil­men­te los 225.000 eu­ros. Es­ta­mos an­te el Se­rie 7 más ex­clu­si­vo de BMW, to­da una ber­li­na de lu­jo sin lí­mi­tes que re­fle­ja el po­der tec­no­ló­gi­co de la fir­ma bá­va­ra, un bu­que in­sig­nia que lle­va a otro nivel el con­cep­to pre­mium.

La ver­sión 760Li dis­po­ne de 14 cen­tí­me­tros de lon­gi­tud ex­tra, que se apro­ve­chan pa­ra ga­nar es­pa­cio pa­ra las pier­nas de las pla­zas tra­se­ras. El in­te­rior re­bo­sa lu­jo y de­por­ti­vi­dad por los cua­tro cos­ta­dos. El mo­tor es un V12 de 6.6 li­tros con dos tur­bos que en­tre­ga una po­ten­cia de 610 CV de po­ten­cia y le per­mi­te al­can­zar los 250 km/h de ve­lo­ci­dad má­xi­ma.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.