THO­MAS CROWN AF­FAI­RE

Se cum­plen 50 años del per­so­na­je más ele­gan­te de Ste­ve McQueen

Dapper - - MODA - TEX­TO Ariad­na Al­ca­ñiz

PO­COS PER­SO­NA­JES en­con­tra­mos en la his­to­ria del ci­ne que re­pre­sen­ten me­jor la quin­tae­sen­cia del estilo mas­cu­lino que el mi­llo­na­rio Tho­mas Crown en­car­na­do por Ste­ve McQueen. Con sus im­pe­ca­bles tra­jes de tres pie­zas, re­loj de bol­si­llo Pa­tek Phi­lip­pe y las aho­ra icó­ni­cas ga­fas de sol Per­sol con len­tes tin­ta­das de azul, el ac­tor es­ta­dou­ni­den­se ofre­ce una ma­gis­tral cla­se de estilo que, pa­sa­do me­dio si­glo, si­gue ins­pi­ran­do a di­se­ña­do­res con­tem­po­rá­neos como Tom Ford y Ralph Lau­ren, quie­nes con­si­de­ran la pe­lí­cu­la como una de las más in­flu­yen­tes en el ves­tir mas­cu­lino.

El ca­so de Tho­mas Crown, del di­rec­tor Nor­man Je­wi­son, se es­tre­nó en 1968. Con ella, Ste­ve McQueen cam­bia­ba de re­gis­tro tras interpretar per­so­na­jes de ac­ción en tí­tu­los como La gran eva­sión, don­de se ga­nó el apo­do del “rey del co­ol” gra­cias a su estilo, al lle­var un atuen­do informal com­pues­to por una ca­za­do­ra de cue­ro, pan­ta­lo­nes chi­nos y jer­sey. Al en­car­nar al mi­llo­na­rio y la­drón de guan­te blan­co Tho­mas Crown, McQueen de­mues­tra que esta cla­se na­tu­ral le per­mi­te lu­cir igual de bien los tra­jes de tres pie­zas en un mo­men­to en el que ya no eran po­pu­la­res. Y es que, tras la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial y da­das las res­tric­cio­nes pos­te­rio­res que su­pu­so la con­tien­da, el atuen­do mas­cu­lino se sim­pli­fi­có y el cha­le­co des­apa­re­ció del tra­je me­dio. Así se apre­cia en la pe­lí­cu­la, don­de la ma­yo­ría de per­so­na­jes mas­cu­li­nos so­lo lle­van ame­ri­ca­na; es Tho­mas Crown el úni­co que vis­te re­pe­ti­da­men­te con tra­jes de tres pie­zas, ya sean en es­tam­pa­do Prín­ci­pe de Ga­les, en su pri­mer look del fil­me, como en un ele­gan­tí­si­mo azul no­che o en ra­ya di­plo­má­ti­ca.

“A las mu­je­res les im­por­ta la moda, a los hom­bre el estilo. El estilo es pa­ra siem­pre” es una fra­se del di­se­ña­dor Do­me­ni­co Dol­ce que ex­pli­ca muy bien el in­te­rés que si­gue des­per­tan­do El ca­so de Tho­mas Crown pa­sa­do me­dio si­glo des­de su es­treno. Por­que mien­tras el ar­ma­rio del per­so­na­je de Ste­ve McQueen re­sul­ta ins­pi­ra­dor a día de hoy, el de Fa­ye Du­na­way acu­sa más el pa­so del tiempo. Sus mi­ni­ves­ti­dos de lí­nea rec­ta de estilo six­ties, sus dra­má­ti­cos som­bre­ros de ala an­cha li­ga­dos al cue­llo o sus abri­gos de ai­re mod re­fle­jan bien las ten­den­cias de la dé­ca­da, pe­ro no se ajus­tan a la ac­tua­li­dad. Aun así, no hay duda de que, jun­to a Ste­ve McQueen, com­po­nen una de las pa­re­jas más es­ti­lo­sas sur­gi­das de la gran pan­ta­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.