TIE­RRA DE HOM­BRES Y PE­CES

deViajes - - RUTA -

Ro­dea­dos de mar por to­das par­tes, la gen­te de Ves­te­rå­len y Lo­fo­ten se mue­ve por él a sus an­chas. Del mar han sa­ca­do su sus­ten­to des­de tiem­pos in­me­mo­ra­bles, así que to­do su mo­do de vi­da gi­ra en torno a él. La im­por­tan­cia de la in­dus­tria pes­que­ra la ve­rás siem­pre que mi­res ha­cia el in­te­rior de un fior­do. don­de al me­nos un bar­co de pes­ca es­ta­rá fae­nan­do has­ta la caí­da del sol. Si eres afi­cio­na­do a la pes­ca de­por­ti­va, el mo­men­to ál­gi­do va de di­ciem­bre a mar­zo, sien­do es­te úl­ti­mo mes el me­jor pa­ra la cap­tu­ra del ba­ca­lao, que acu­de en ma­sa des­de el mar de Ba­rents a desovar a las aguas he­la­das de los fior­dos. En las is­las Lo­fo­ten ce­le­bran su lle­ga­da con el Fes­ti­val Anual del Skrei, co­mo lla­man al ba­ca­lao ( www.skrei­fes­ti­va­len.no). Los no­rue­gos no so­lo apre­cian la car­ne de es­te pez, tam­bién sus hue­vas y el hí­ga­do, de don­de ex­trae el acei­te. Los ex­ce­den­tes, que son mu­chos, se pue­den ver en los mi­les de se­ca­de­ros de pes­ca­do dis­tri­bui­dos por to­da la cos­ta, ya que pa­ra su co­rrec­ta con­ser­va­ción, los pe­ces de­ben es­tar ex­pues­tos al ai­re ma­rino. El des­tino fi­nal de es­te ba­ca­lao se­co son los mer­ca­dos por­tu­gués y es­pa­ñol. El sal­món es otro de los pes­ca­dos que el país ex­por­ta en ma­sa (el 65% de la pro­duc­ción mun­dial es no­rue­ga), aunque en es­te ca­so, pro­ce­de de gran­jas si­tua­das en el mar. Si quie­res co­no­cer có­mo se cría es­te de­li­cio­so pez, pue­des acer­car­te has­ta Blok­ken, a 32 km al sur de Sortlan, en Ves­te­rå­len. Aquí es­tá Aqua­cul­tu­re ( www. ak­va­kul­tu­ri­ves­te­ra­len. no), una pis­ci­fac­to­ría que aca­ba de es­tre­nar un mu­seo di­vul­ga­ti­vo de­di­ca­do al pes­ca­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.