Lo más cos­mo­po­li­ta

deViajes - - RUTA -

Te­rra­za en la par­te vie­ja

de Jaf­fa.

La lai­ca y co­ol Tel Aviv, es­tá a mil años de di­fe­ren­cia de to­do lo que has vis­to has­ta aho­ra. En la ca­pi­tal fi­nan­cie­ra del país se res­pi­ra otra Israel. Pa­ra te­ner una pri­me­ra im­pre­sión de que aquí las co­sas se vi­ven de otro mo­do di­rí­ge­te al Roths­child Bou­le­vard, en pleno Bauhaus Quar­ter, un ani­ma­do paseo ar­bo­la­do fre­cuen­ta­do por estudiantes y gen­te gua­pa. Aquí es­tá el es­ta­ble­ci­mien­to fa­vo­ri­to por las ce­le­bri­ties is­rae­li­tas: el ita­liano Can­ti­na (en el nú­me­ro 71).

Tras un buen desa­yuno a la is­rae­lí –tor­ti­tas con si­ro­pe o con hue­vos– en el Be­ne­dict (Roths­child, 29), da­te un gar­beo por es­te ba­rrio que fue de­cla­ra­do Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad por la Unes­co en 2003 por su ca­rac­te­rís­ti­ca y abun­dan­te ar­qui­tec­tu­ra Bauhaus. Du­ran­te los años 30 y 40, mu­chos ju­díos hu­ye­ron de Ale­ma­nia y se es­ta­ble­cie­ron en Tel Aviv, don­de mol­dea­ron una ciu­dad se­gún la mo­da eu­ro­pea del mo­men­to: el art dé­co. Pa­ra co­no­cer más so­bre su his­to­ria y apun­tar­te a una vi­si­ta guia­da, di­rí­ge­te al Bauhaus Cen­ter (Di­zen­goff, 99. En­tra­da li­bre. www.bauhaus-cen­ter.com).

Des­de Rotchschild pon rum­bo al Es­te don­de se le­van­ta uno de esos ba­rrios im­pres­cin­di­bles pa­ra los ca­za-ten­den­cias: Ne­ve Tze­dek: un her­vi­de­ro de jó­ve­nes crea­ti­vos que han es­ta­ble­ci­do en él sus ta­lle­res y cen­tros ar­tís­ti­cos.

Ya ca­si to­can­do al mar en­con­tra­rás la an­ti­gua es­ta­ción de tre­nes (Ha­ta­cha­na), que aca­ba de abrir sus puer­tas des­pués de su res­tau­ra­ción. Los 22 edi­fi­cios his­tó­ri­cos de es­te com­ple­jo fe­rro­via­rio –el más an­ti­guo de Israel– se han con­ver­ti­do en un mo­derno cen­tro co­mer­cial don­de es­tán las fir­mas is­rae­li­tas más pun­te­ras, co­mo Mi­chal Negrin ( www.mi­chal­ne­grin. com) o Ro­nen Chen ( www.ro­nen­chen.com).

ESEN­CIA ME­DI­TE­RRÁ­NEA

Pe­ro si quie­res vi­vir la ver­da­de­ra esen­cia de Tel Aviv tie­nes que dar­te una vuel­ta por el paseo ma­rí­ti­mo, es­pe­cial­men­te los sá­ba­dos, cuan­do el am­bien­te hier­ve de ani­ma­ción. Las pla­yas más apre­cia­das por los tu­ris­tas y por las fa­mi­lias son Gor­don y Frish­man; el pú­bli­co gay sue­le con­cen­trar­se en la pla­ya cer­ca­na al Hil­ton y cu­rio­sa­men­te el are­nal ve­cino –Nor­dau– es el que fre­cuen­tan los ju­díos re­for­mis­tas, con

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.