EL LA­DO OS­CU­RO

Nos gus­ta lo prohi­bi­do, co­no­cer los es­ce­na­rios de crí­me­nes fa­mo­sos y ver en di­rec­to las hue­llas de los ase­si­nos más crue­les. Acom­pá­ña­nos en es­ta si­nies­tra ru­ta.

deViajes - - DOSIER - TEX­TO: Car­men R. Pi­nos

Hay tours pa­ra to­dos, co­mo los que or­ga­ni­zan agencias es­pe­cia­li­za­das en la pri­sión de Al­ca­traz. Una de ellas, Al­ca­traz Crui­ses ( www.al­ca­tra­crui­ses.com) pro­po­ne re­co­rri­dos por la cár­cel de má­xi­ma se­gu­ri­dad, que ce­rró en 1963: tours ma­dru­ga­do­res, que em­pie­zan a las 9 h pa­ra evi­tar aglo­me­ra­cio­nes (19 €) o noc­tur­nos, con paseo en bar­co por la bahía de San Fran­cis­co (24 €).

En­tre las úl­ti­mas pro­pues­tas, una de las más im­pre­sio­nan­tes (y so­li­ci­ta­das) es dor­mir en una an­ti­gua cár­cel mi­li­tar le­to­na.

Dor­mi­to­rio de la pri­sión

Ka­ros­tas.

Pa­no­rá­mi­ca de la pri­sión de Al­ca­traz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.