CRU­CE­ROS

Apún­ta­te a una nue­va mo­da que ga­na adep­tos ca­da año. Las pro­pues­tas son de lo más sor­pren­den­te: surf en al­ta mar, ka­yak en­tre fior­dos, ac­ti­vi­da­des con pes­ca­do­res, ca­tas de vino e in­clu­so la ru­ta del mí­ti­co Ti­ta­nic.

deViajes - - SUMARIO - TEX­TO: Ruth Pe­rei­ro Se­co.

Em­bár­ca­te en na­ves que pa­re­cen gi­gan­tes pa­ra ex­plo­rar re­cón­di­tos gla­cia­res o las bon­da­des del Me­di­te­rrá­neo. El sec­tor se rein­ven­ta con tra­yec­tos te­má­ti­cos, hu­yen­do de ho­ra­rios en sus ver­sio­nes freesty­le o re­vi­vien­do las es­ca­las del Ti­ta­nic.

El Me­di­te­rrá­neo si­gue sien­do el des­tino fa­vo­ri­to de cru­ce­ros, aun­que otros, co­mo los que re­co­rren el nor­te de Eu­ro­pa, ca­da tem­po­ra­da atraen a más via­je­ros. Es­te ve­rano se es­tre­na­rán nue­vos gi­gan­tes del mar, pe­que­ñas ciu­da­des a las que no fal­ta ca­si de na­da. Sin em­bar­go, los cru­ce­ros pe­que­ños, te­má­ti­cos y que per­mi­ten aden­trar­se en la cul­tu­ra del des­tino, son los fa­vo­ri­tos de los más cu­rio­sos que bus­can lo ex­clu­si­vo.

El nú­me­ro de cru­ce­ris­tas cre­ce ca­da año. En 2011, ca­si 8 mi­llo­nes lle­ga­ron a las cos- tas es­pa­ño­las, un 12% más que el año an­te­rior. Y se es­ti­ma que si­ga au­men­ta­do en to­do el mun­do, a pe­sar de los des­afor­tu­na­dos ac­ci­den­tes en enero y fe­bre­ro del Cos­ta Con­cor­dia y del Alle­gro, de Cos­ta Cru­ce­ros.

Los sucesos han ser­vi­do pa­ra in­cre­men­tar las me­di­das de se­gu­ri­dad en es­te ti­po de via­jes, ya bas­tan­te es­tric­tas, con acuer­dos co­mo el que ins­ta a rea­li­zar los si­mu­la­cros de emer­gen­cia antes de la sa­li­da del puer­to, no den­tro de las pri­me­ras 24 ho­ras si­guien­tes al em­bar­que. Así que eli­ge tu sin­gla­du­ra, sube a bor­do y pre­pá­ra­te a dis­fru­tar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.