Be­lle­za y se­re­ni­dad

deViajes - - DESTINO -

Be n d e c i d a c o mo mu­chas d e s us her ma­nas b r e t o nas p o r una es­pec­ta­cu­lar ar­qui­tec­tu­ra me­die­val, Ren­nes siem­pre fue el cen­tro de de­ci­sión en es­te rincón del ma­pa fran­cés. Ca­pi­tal de la tri­bu cel­ta de los Re­do­nes (que bau­ti­za­ron la ciu­dad co­mo Con­da­te), ha­bi­ta­da por ilus­tres en tiem­pos del Du­ca­do de Bre­ta­ña y lu­gar es­co­gi­do pa­ra ubi­car el cen­tro ad­mi­nis­tra­ti­vo de la re­gión bre­to­na has­ta la Re­vo­lu­ción Fran­ce­sa, Ren­nes es hoy el fru­to de to­do ese po­der que un día pa­só por ella.

El más vi­si­ble de es­tos le­ga­dos es el edi­fi­cio del an­ti­guo Par­la­men­to pro­vin­cial, uno de los tre­ce que con­for­ma­ban el reino de Fran­cia y que fue tam­bién se­de de la Cor­te Su­pre­ma. En una Ren­nes cons­trui­da en ma­de­ra, en 1618 em­pe­zó a le­van­tar­se el que se­ría el pri­mer edi­fi­cio de pie­dra de la ciu­dad. Tar­da­ron 40 años en eri­gir­lo ¡y 50 más pa­ra de­co­rar­lo! Hoy la glo­ria de es­te lu­gar son los mag­ní­fi­cos tra­ba­jos de pin­tu­ra y ar­te­so­na­do he­chos en Pa­rís por los ar­te­sa­nos de los ta­lle­res de Luis XIV, o sea, los que de­co­ra­ron el Pa­la­cio de Ver­sa­lles (ne­ce­sa­rio con­cer­tar vi­si­ta guia­da en la Ofi­ci­na de Tu­ris­mo de Ren­nes. 11, rue Saint Yves. En­tra­da 7,20 €).

Si des­de el Par­la­men­to avan­zas ha­cia el cas­co his­tó­ri­co, per­ci­bi­rás cla­ra­men­te dón­de ter­mi­nan los edi­fi­cios de ma­de­ra y dón­de em­pie­zan los de pie­dra. El mo­ti­vo de es­ta abrup­ta di­fe­ren­cia de es­ti­los da­ta exac­ta­men­te de la no­che del 22 de di­ciem­bre de 1720, cuan­do un in­cen­dio ori­gi­na­do por un car­pin­te­ro ebrio que­mó gran par­te de la ciu­dad. Las pin­to­res­cas ca­sas de en­tra­ma­do que hoy po­de­mos con­tem­plar –unas 250– son lo que se sal­vó de la lla­mas, el res­to se re­cons­tru­yó con el ma­te­rial que ya im­pe­ra­ba en el si­glo XVIII: el gra­ni­to.

Pa­ra ver de cer­ca la co­lo­ris­ta ar­qui­tec­tu­ra me­die­val (Ren­nes es la ciu­dad bre­to­na con

El tran­vía re­co­rre los 4 km de la ca­lle de Gam­bet­ta.

Pie­za del Mu­seo de Bre­tag­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.