Es­ce­na­rio De cuen­to

deViajes - - RUTA -

Te sor­pren­de­rá que la úni­ca is­la que tie­ne Es­lo­ve­nia se en­cuen­tre en el in­te­rior del país, en la lo­ca­li­dad mi­le­na­ria de Bled, ro­dea­da de mon­ta­ñas al­pi­nas y ca­si en el me­dio del la­go que lle­va el nom­bre de la ciu­dad.

Bled es­tá si­tua­do al no­roes­te de la ca­pi­tal y muy pró­xi­mo a la fron­te­ra con Aus­tria. Des­de ha­ce si­glos, és­te ha si­do un im­por­tan­te cen­tro de re­creo de­bi­do a su en­torno, ro­dea­do de bos­ques, cas­ti­llos e igle­sias.

En la di­mi­nu­ta is­la de su la­go hay una pe­que­ña igle­sia don­de los pro­me­ti­dos cer­ti­fi­can su amor y ce­le­bran su en­la­ce. Du­ran­te el ve­rano se pue­de lle­gar en plet­na, una bar­ca­za de re­me­ros ti­po gón­do­la con tra­di­ción familiar. El pa­seo cues­ta 7 €. La gen­te del lu­gar cuen­ta que en los in­vier­nos más fríos, se pue­de lle­gar has­ta la is­la ca­mi­nan­do so­bre las aguas con­ge­la­das.

Pa­sea a ori­llas del la­go –prác­ti­ca­men­te po­drás re­co­rrer a pie to­do su pe­rí­me­tro– y sube a una de las co­li­nas fren­te a la is­la pa­ra te­ner una pa­no­rá­mi­ca inol­vi­da­ble del lu­gar.

La en­tra­da al bos­que, pa­ra su­bir al mi­ra­dor es­tá cer­ca del cam­ping de Bled. Eso sí, desa­yu­na fuer­te por­que la subida, de unos 30 mi­nu­tos de ca­mino bien se­ña­li­za­do, es rom­pe­pier­nas. Pe­ro una vez arri­ba, agra­de­ce­rás el es­fuer­zo: ¡la vis­ta es es­pec­ta­cu­lar!

UN SAL­TO ME­DIE­VAL

Otro pun­to de in­te­rés de Bled es su cas­ti­llo, cons­trui­do jus­to en el pre­ci­pi­cio de una de las mon­ta­ñas que ro­dean al la­go. Tam­bién es un mi­ra­dor ex­cep­cio­nal (en ve­rano, abier­to de 8 a 20 h. En­tra­da: 5 €).

El cas­ti­llo, que pa­re­ce sa­ca­do de un cuen­to, es el más an­ti­guo de Es­lo­ve­nia, con más de mil años de his­to­ria. Te pa­re­ce­rá ha­ber en­tra­do en otra épo­ca, con su pa­tio de ar­mas, to­rres cen­ti­ne­las y mu­ra­llas de­fen­so­ras. Tam­bién hay un mu­seo y al­gu­nos ar­te­sa­nos que ha­cen de­mos­tra­cio­nes tra­ba­jan­do el hie­rro o es­tam­pa­cio­nes de re­cuer­do con una im­pren­ta de ma­de­ra re­cons­trui­da, del si­glo XIV. Más in­for­ma­ción so­bre Bled en www.bled.si.

Tran­qui­li­dad en el la­go Bled. Desa­yuno en el ho­tel Vi­la Bled.

Ba­ño en el la­go Bled, con la is­la de fon­do.

Un bar­co a re­mos te lle­va­rá ha

La is­la del la­go Bled.

as­ta la is­la en me­dio del la­go Bled

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.