'De­li­ca­tes­sen' a buen

deViajes - - DE TAPAS -

Uno de los úl­ti­mos en des­em­bar­car en el pa­no­ra­ma gas­tro­nó­mi­co de la ca­pi­tal rio­ja­na ha si­do El Ca­na­lla (Al­bor­noz, 1), un lo­cal mí­ni­mo y fun­cio­nal que abrió el pa­sa­do mes de ma­yo con una in­tere­san­te pro­pues­ta ba­sa­da en la com­bi­na­ción de vi­nos (pa­ra be­ber) y tim­ba­les (pa­ra de­gus­tar). Prue­ba el de ca­la­mar en su tin­ta con sal­sa de pi­qui­llo, re­vuel­to de gu­las, ca­rri­lle­ras o hue­vos fri­tos con cho­ri­zo (to­dos a 1,90 €).

En el bar Las Que­jas (Al­bor­noz, 2), pi­de la que­ja: un bo­ca­ti­ta de ja­món, se­tas a la plan­cha y que­so fun­di­do (1,90 €).

Re­tro­ce­dien­do so­bre nues­tros pa­sos, en el 11 de la ca­lle Lau­rel es­tá Lau­rus. No te pier­das el pin­cho de ba­ca­lao y lan­gos­tino en tem­pu­ra so­bre sal­sa de ca­la­ba­cín y pa­ja pue­rro (2,90 €), la ca­rri­lle­ra de ter­ne­ra al vino rio­ja con aro­mas de cho­co­la­te y vai­ni­llas (2,90 €) o la me­dia lu­na de re­vuel­to de cham­pi­ñón (1,50 €).

Pe­se a to­das las no­ve­da­des ex­pues­tas, hay al­gu­nos lo­ca­les por los que pa­re­ce no pa­sar el tiem­po y que si­guen re­ca­ban­do en­tu­sias­mos.

En­tre es­tos ba­res de siem­pre des­ta­ca Bar Lo­ren­zo (Tra­ve­sía del Lau­rel, 4), don­de ge­ne­ra­cio­nes y ge­ne­ra­cio­nes con­ti­núan pi­dien­do un Tío Agus: un bo­ca­di­llo de car­ne ado­ba­da con una sal­sa es­pe­cial, la de la abue­la Da­mia­na (se­cre­to de la ca­sa), por 1,50 €. Tam­bién se pue­den sa­bo­rear pin­chos mo­ru­nos o de chis­to- rra (1€). Y el tin­to, ela­bo­ra­do con ma­ce­ra­ción car­bó­ni­ca, cues­ta 0,50 €.

A unos me­tros se en­cuen­tra otro de los his­tó­ri­cos: el bar So­riano (Tra­ve­sía del Lau­rel, 2). Sus cham­pi­ño­nes a la plan­cha con gam­ba si­guen sien­do un em­ble­ma en Lo­gro­ño. Eso sí, pre­pá­ra­te pa­ra pe­lear por un hue­co en el lo­cal o sus in­me­dia­cio­nes.

NUE­VAS GAS­TRO-OFER­TAS

Co­mo las ca­lles del Lau­rel y sus tra­ve­sías ha­cia Bre­tón de los He­rre­ros y Por­ta­les se han ido que­dan­do pe­que­ñas, la ca­lle de San Agus­tín, su pa­ra­le­la, se ha pues­to a ha­cer­le la com­pe­ten­cia en es­to del pi­co­teo lo­gro­ñés. Nue­vos lo­ca­les, nue­vos bríos y una ofer­ta in­tere­san­te y di­fe­ren­cia­da.

Des­ta­ca la de Per­di­dos al Ríos (S. Agus­tín, 5), en el que los her­ma­nos Car­los (chef) y Fran­cis­co (sa­la) Río-Gay han que­ri­do re­su­mir to­da una vi­da familiar de de­di­ca­ción al mun­do de la gas­tro­no­mía rio­ja­na. Re­sal­tar cua­li­da­des y sa­bo­res, tra­ba­jar con pri­me­ras ma­te­rias de ca­li­dad y po­ner­le mu­cha simpatía: esa es la fór­mu­la se­cre­ta pa­ra gus­tar. To­dos los pin­chos de la ba­rra cues­tan 2,20 €, en­tre ellos, los de cre­ma de ba­ca­lao con al­me­jas en sal­sa ver­de, ri­sot­to de hon­gos dulce al foie de tru­fa o mil­ho­jas de foie con man­za­na caramelizada.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.