...Y NO TE PIER­DAS

deViajes - - AGENDA -

Te en­vi­dia­mos. Aca­bas de po­ner un pie en una ur­be úni­ca, ca­si de pos­tal. La ru­ta tu­rís­ti­ca bá­si­ca pa­sa por co­no­cer al­guno de sus palacios, hay más de 2.000, y, por su­pues­to, tem­plos icó­ni­cos co­mo la ca­te­dral de San Sal­va­dor.

Com­prue­ba el aje­treo de la prin­ci­pal ar­te­ria de San Pe­ters­bur­go, la ave­ni­da Nevsky, con 4 km ja­lo­na­dos de edi­fi­cios de gran in­te­rés his­tó­ri­co. Ha­lla­rás los an­ti­guos al­ma­ce­nes co­mer­cia­les Ye­si­leev, la igle­sia Nues­tra Se­ño­ra de Ka­zan, los lien­zos del pa­la­cio Stro­ga­nov o la to­rre de la Du­ma, ade­más de los tea­tros y mu­seos más im­por­tan­tes. En la ca­lle Bols­ha­ya Morks­ka­ya tam­bién hay mues­tras del Mo­der­nis­mo, y es­tá muy cer­ca la úl­ti­ma mo­ra­da de Ras­pu­tín, el pa­la­cio Yu­su­pov (Nab re­ki Moy­ki, 94). Los nos­tál­gi­cos pue­den hon­rar las tum­bas de Dos­toievsky o Tchai­kovsky en el ce­men­te­rio Tikh­vin, den­tro del mo­nas­te­rio Ale­xan­dra Nevs­ko­go.

Pa­ra des­pla­zar­te uti­li­za el me­tro, es una obra de arte sub­te­rrá­nea con pa­ra­das obli­ga­to­rias en Ma­ya­kovs­ka­ya, Plos­chad, Re­vol­yut­sii, Kro­pot­kins­ka­ya, No­vols­lobds­ka­ya o No­vo­juz­nets­ka­ya.

Te que­da acer­car­te has­ta la For­ta­le­za de Pe­dro y Pablo, en la is­la Za­yach. Aquí se pu­so la pri­me­ra pie­dra de la vi­lla. Ne­ce­si­ta­rás me­dia jor­na­da pa­ra co­no­cer la ca­te­dral y vi­si­tar el cam­pa­na­rio, con las me­jo­res vis­tas de la ciu­dad. Tam­bién ob­ser­va­rás que es un pun­to de en­cuen­tro de la gen­te lo­cal pa­ra ha­cer un pe­que­ño pa­seo o ce­nar vien­do el atar­de­cer, con una cer­ve­za Bal­ti­ka acom­pa­ña­da de un bliny ( crê­pe) re­lleno de ca­viar. Cóm­pra­lo en al­guno de los pues­tos de ta­ke away Te­re­mok, ase­qui­bles y dis­pues­tos por to­da la ciu­dad.

La guin­da es el com­ple­jo pa­la­cie­go de Pe­trod­vo­rest, a 30 km de San Pe­ters­bur­go. Los re­gen­tes ru­sos eran más que ca­pri­cho­sos, en es­pe­cial Pe­dro I El Gran­de, que imi­tó el de­rro­che ver­sa­lles­co, tan­to en el aca­ba­do ba­rro­co del in­te­rior del pa­la­cio co­mo en las fuen­tes y cas­ca­das de sus dos par­ques.

Una de las cú­pu­las de la igle­sia de San Sal­va­dor de la San­gre

De­rra­ma­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.