Un te­so­ro in­te­rior

deViajes - - RUTA -

Prio­rat es, jun­to con Rio­ja, las dos úni­cas DO ca­li­fi­ca­das de nues­tro país, es de­cir, que cum­plen una se­rie de es­tric­tas nor­mas, co­mo lle­var un mí­ni­mo de 10 años co­mo DO o el com­pro­mi­so de co­mer­cia­li­zar to­do el vino em­bo­te­lla­do por sus bo­de­gas.

Es­tá en­cla­va­do en el Par­que Na­tu­ral del Mon­tsant, co­mo un pe­que­ño oa­sis, y se ha ga­na­do re­co­no­ci­mien­to internacional por la ex­cep­cio­nal ca­li­dad de sus vi­nos. Son cer­ca de dos mil hec­tá­reas de cul­ti­vo en unas tie­rras con pen­dien­tes tan pro­nun­cia­das que re­sul­ta im­po­si­ble ima­gi­nar que ahí crez­ca la uva.

La pe­que­ña lo­ca­li­dad de Scala Dei es el pun­to de par­ti­da de es­te ser­pen­tean­te re­co­rri­do que pue­des ini­ciar en Reus, por la C-242.

La vi­si­ta a la car­tu­ja (Ca­mino de la Car­tu­ja, s/n. 977 82 70 06) es tan obli­ga­to­ria co­mo la de las bo­de­gas de la zo­na. En el si­glo XII lle­ga­ron unos mon­jes pa­ra cons­truir un mo­nas­te­rio en la Sie­rra del Mon­tsant. Fue la pri­me­ra car­tu­ja de la pe­nín­su­la ibé­ri­ca de la que hoy sólo que­dan res­tos de su an­ti­guo es­plen­dor. Cuen­ta la le­yen­da que un pas­tor soñó con unos ángeles que subían al cie­lo por una es­ca­le­ra apo­ya­da en un pino: era la Scala Dei o Es­ca­le­ra de Dios. El prior (de aquí el nom­bre de Prio­rat) era el mon­je con más au­to­ri­dad e im­par­tía jus­ti­cia. Si quie­res co­no­cer la his­to­ria de la car­tu­ja apún­ta­te a una vi­si­ta (5,40 €).

A las afue­ras del pue­blo, La Con­re­ria d'Scala Dei (Mit­ja Gal­ta, 32) ha cons­trui­do una mo­der­na bo­de­ga que rea­li­za ca­tas, cur­sos y vi­si­tas guia­das (10 €) e in­clu­so ofre­ce un ser­vi­cio de ca­va pri­va­da pa­ra que los clien­tes guarden sus cal­dos (100 bo­te­llas/2.000 € al año).

MO­DER­NIS­MO Y VER­MÚ

No dis­fru­ta del pres­ti­gio y la fa­ma del Prio­rat, pe­ro la DO Mon­tsant no tie­ne na­da que en­vi­diar­le. De he­cho, am­bas com­par­ten en­cla­ve (a los pies del Par­que Na­tu­ral del Mon­tsant) y un cli­ma muy par­ti­cu­lar.

Acér­ca­te a la lo­ca­li­dad de Fal­set (des­de Reus, por la N-420) y vi­si­ta su coo­pe­ra­ti­va (Mi­quel Bar­ce­ló, 31. www.etim.cat), en­cla­va­da en un pre­cio­so edi­fi­cio mo­der­nis­ta de 1919. Hay vi­si­tas guia­das (de mar­tes a vier­nes a las 12 h y 13 h. 6 € con ca­ta de un vino). Si te gus­ta el ver­mú, no de­jes de pro­bar­lo: es una de las es­pe­cia­li­da­des de la re­gión.

Vi­si­ta tam­bién Siurana de Pra­des, un pe­que­ño pue­blo so­bre un pe­ñón, per­te­ne­cien­te a Cor­nu­de­lla del Mon­tsant, don­de ca­lle­jue­las de pie­dra sal­pi­ca­das de li­rios te lle­van a la pre­cio­sa igle­sia ro­má­ni­ca. Es, pro­ba­ble­men­te, uno de los en­cla­ves más be­llos de Ca­ta­lu­ña.

Las bo­de­gas del Prio­rat mez­clan di­se­ño y tra­di­ción. tra­di­ción

Coo­pe­ra­ti­va de Fal­set de Mar­ti­nell, dis­cí­pu­lo de Gau­dí.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.