LAS SUI­TES

deViajes - - RUTA -

Una de las pre­gun­tas más co­mu­nes en­tre quie­nes se in­tere­san por un via­je co­mo es­te ha­ce re­fe­ren­cia a las ha­bi­ta­cio­nes. A pe­sar de que es pro­pie­dad de FE­VE, una em­pre­sa pú­bli­ca de fe­rro­ca­rri­les de vía es­tre­cha, el Al-Án­da­lus es un tren de vía an­cha, por lo que no sólo ten­drás sen­sa­ción de am­pli­tud: és­ta es real. Los sie­te coches dor­mi­to­rio su­man 32 sui­tes equi­pa­das con to­do lo que el viajero ac­tual pue­de ne­ce­si­tar. Hay dos ca­te­go­rías de sui­te: la Es­tán­dar (12 uni­da­des), que dis­po­ne de dos ca­mas in­di­vi­dua­les; y la Su­pe­rior (20 uni­da­des), con ca­ma ma­tri­mo­nial, mi­ni­bar y un cuar­to de ba­ño de ex­tra­or­di­na­rio ta­ma­ño. Ade­más, ofre­ce la po­si­bi­li­dad de aña­dir una ca­ma su­ple­to­ria, ideal pa­ra ir en fa­mi­lia. Du­ran­te el día, las ca­mas se plie­gan trans­for­mán­do­se en có­mo­dos so­fás, de­jan­do un am­plio es­pa­cio pa­ra dis­fru­tar de la lec­tu­ra o el pai­sa­je en su sa­lón pri­va­do. Du­ran­te la no­che el tren per­ma­ne­ce pa­ra­do den­tro de las es­ta­cio­nes mien­tras que un ser­vi­cio de vi­gi­lan­cia se en­car­ga de que na­da mo­les­te a los hués­pe­des. Por la ma­ña­na, se reanu­da el tra­yec­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.