FE­LI­CI­DA­DES, MR. BOND

deViajes - - RUTA -

En la II Gue­rra Mun­dial, Es­to­ril fue un cen­tro de es­pías alia­dos y ale­ma­nes que in­tri­ga­ban en un re­du­ci­do es­ce­na­rio for­ma­do por el Ca­sino, el Ho­tel Pa­la­cio, el En­glish Bar –en la ac­tua­li­dad, Res­tau­ran­te Ci­mas– y el Ho­tel Atlán­ti­co. Aquí es­ta­ba el agen­te Po­pov, que pa­só del es­pio­na­je ale­mán al bri­tá­ni­co, y tam­bién Ian Fle­ming, es­cri­bien­do al­gu­nas de las aven­tu­ras más fa­mo­sas de la his­to­ria, las de Ja­mes Bond, que aca­ba de cum­plir 50 años. En el Ho­tel Pa­la­cio Es­to­ril –el más an­ti­guo de la ciu­dad– se ro­dó 007 al ser­vi­cio de su ma­jes­tad, una cin­ta pro­ta­go­ni­za­da en 1967 por Geor­ge La­zenby y en la que in­ter­vino Jo­sé Dio­go Viei­ra, ac­tual je­fe de con­ser­jes del ho­tel. La his­to­ria que­dó gra­ba­da en­tre sus paredes y, en el bar, aún pue­des ima­gi­nar a Fle­ming to­mar un Dry Mar­ti­ni al es­ti­lo Bond: sa­cu­di­do, no agi­ta­do.

Jo­sé Dio­go Viei­ra, en el Ho­tel Pa­la­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.