De cuen­to

deViajes - - RUTA -

Lo cier­to es que to­da Sin­tra pa­re­ce ba­ña­da con una pó­ci­ma má­gi­ca que la con­vier­te en irreal. Lo com­pro­ba­rás re­co­rrien­do sus ca­lle­jue­las en­tre la ca­rac­te­rís­ti­ca ne­bli­na o vi­si­tan­do al­guno de sus edi­fi­cios, co­mo el Pa­la­cio Na­cio­nal de Sin­tra –con sus ca­rac­te­rís­ti­cas chi­me­neas–, el de Mon­tse­rra­te –un im­pre­sio­nan­te in­ver­na­de­ro a cie­lo abier­to– o el Cas­ti­llo de los Mo­ros, tes­ti­go de la pre­sen­cia is­lá­mi­ca.

EL ES­CE­NA­RIO MÁS RO­MÁN­TI­CO

Uno de los más vi­si­ta­dos es el Pa­la­cio da Pe­na ( www.ip­par.pt. En­tra­da: des­de 13,50 €, aun­que hay va­rias op­cio­nes pa­ra com­bi­nar­la con otros mo­nu­men­tos). Se tra­ta de una re­car­ga­da jo­ya ar­qui­tec­tó­ni­ca que Fernando II –co­no­ci­do co­mo el Rey Ar­tis­ta– re­ga­ló a su es­po­sa, la rei­na Ma­ría I, en el día de su bo­da.

La cons­truc­ción es un de­li­rio ro­mán­ti­co en el que no fal­tan mi­na­re­tes y la­be­rín­ti­cos pa­si­llos con una cu­rio­sa mez­cla de es­ti­los. Sube con el au­to­bús (2 €) y no te pier­das la ha­bi­ta­ción de la Rei­na, el es­cri­to­rio del Rey y los ba­ños.

Tra­ba­jos de res­tau­ra­ción

den­tro del Pa­la­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.