Esquí con

deViajes - - DESTINO -

Si te gus­ta el esquí de al­ta mon­ta­ña y la épi­ca de la es­ca­la­da, se­gu­ro que cuan­do oyes el nom­bre de la cum­bre más al­ta de Eu­ro­pa se te tie­ne que eri­zar el pe­lo. El Mont­blanc, con sus 4.800 me­tros, es­tá siem­pre pre­sen­te en Cha­mo­nix, una po­bla­ción de ga­na­de­ros que en po­co más de 100 años ha he­cho de su pa­tri­mo­nio na­tu­ral un mo­do de vi­da que cam­bia con las es­ta­cio­nes.

El in­vierno, de di­ciem­bre a ma­yo, es el tiem­po de los es­quia­do­res atraí­dos por la lla­ma­da de la mon­ta­ña blan­ca y sus va­lles gla­cia­res, don­de se pue­de es­quiar li­bre­men­te.

Cha­mo­nix-Mont­blanc no es una es­ta­ción de esquí más. Aquí, cuan­do se cie­rran los arras­tres, la vi­da con­ti­núa en las ca­lles, don­de la va­rie­dad de ofer­ta se adap­ta a to­dos los gus­tos, in­clu­so pa­ra los que no es­quían.

Los edi­fi­cios más an­ti­guos de Cha­mo­nix, an­te­rio­res a la lle­ga­da de los tu­ris­tas, son la to­rre de la Igle­sia y la Mai­son de la Mon­tag­ne, an­ti­guo ho­gar de mon­jes y se­de de la mí­ti­ca Com­pa­ñía de Guías de Cha­mo­nix, crea­da en 1821 pa­ra ges­tio­nar de ma­ne­ra ex­clu­si­va las vi­si­tas a la Mer de Gla­ce, el Mar de Hie­lo, el gla­ciar des­cu­bier­to en 1741. En la ac­tua­li­dad és­te es el lu­gar pa­ra ver ex­po­si­cio­nes so­bre fe­nó­me­nos na­tu­ra­les y gla­cia­res; con­tra­tar guías ofi­cia­les e in­for­mar­se del es­ta­do de la me­teo­ro­lo­gía y la nie­ve en las mon­ta­ñas.

Si quieres ver el gla­ciar pue­des to­mar un tren que te de­ja­rá allí en 20 mi­nu­tos. Al fi­nal de la vía hay un res­tau­ran­te (en ve­rano tam­bién es ho­tel) y un mi­ra­dor so­bre el gla­ciar, que su­ma 11 km de lon­gi­tud, en­tre 79 y 1.959 me­tros de an­cho y 200 me­tros de es­pe­sor. Ca­da tem­po­ra­da in­ver­nal se ex­ca­va una cue­va en el hie­lo del gla­ciar en la que se mues­tra una ex­po­si­ción so­bre los mo­dos de vi­da de los mon­ta­ñe­ses en el pa­sa­do. Pa­ra lle­gar has­ta la cue­va hay que su­bir 300 es­ca­lo­nes des­pués de ca­mi­nar 20 mi­nu­tos o bien to­mar un te­le­si­lla. El pre­cio del via­je in­clu­yen­do la vi­si­ta a la cue­va es de 26,40 €.

De vuel­ta a la ba­se del va­lle pue­des co­no­cer un po­co más la his­to­ria de los va­lien­tes guías de mon­ta­ña en el nue­vo es­pa­cio ex­po­si­ti­vo Es­pa­ce Tai­rraz-Es­pa­ce Alpinisme (en­tra­da: 5 €), don­de se des­cu­bren de­ta­lles des­co­no­ci­dos de la es­ca­la­da a tra­vés de pan­ta­llas tác­ti­les, pla­nos en 3D; si­mu­la­do­res de es­ca­la­da en ro­ca...

An­tes de su­bir­te a las pis­tas, no de­jes de ad­mi­rar al­gu­nos de los ele­gan­tes edi­fi­cios de es­ti­lo be­lle épo­que del va­lle. Por ejem­plo, el Ca­sino, des­de cu­yo bal­cón Na­po­león co­mu­ni­có en 1860 a los cam­pe­si­nos que ha­bían de­ja­do de ser sa­bo­ya­nos pa­ra pa­sar a ser fran­ce-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.