QUE LA FUER­ZA DEL VIEN­TO TE ACOM­PA­ÑE

deViajes - - DOSSIER -

En 1923, el es­pa­ñol Juan de la Cier­va hi­zo vo­lar su pri­mer au­to­gi­ro, un apa­ra­to con ro­tor ar­ti­cu­la­do que más tar­de usa­rían los he­li­cóp­te­ros. A di­fe­ren­cia de és­tos, el fun­cio­na­mien­to de es­te apa­ra­to com­bi­na la fuer­za del vien­to y la del mo­tor, que sólo mue­ve el apa­ra­to, no la hé­li­ce. Es de­cir: al avan­zar so­bre el sue­lo, el ai­re ha­ce que las pa­las del ro­tor gi­ren y ele­ven el apa­ra­to, sin ne­ce­si­dad de mo­tor. El re­sul­ta­do es un apa­ra­to li­ge­ro y ma­nio­bra­ble, per­fec­to pa­ra vo­lar en zo­nas de mon­ta­ña y muy ver­sá­til, que per­mi­te su­bir en ver­ti­cal o ha­cer ti­ra­bu­zo­nes a una ve­lo­ci­dad que os­ci­la en­tre 30 y 180 km/h. Ha­ce sólo unas dé­ca­das que es­te ul­tra­li­ge­ro ha triun­fa­do en una nue­va fa­ce­ta: la lú­di­ca. El pre­cio de es­tos apa­ra­tos –en­tre 6.000 y 120.000 €– com­pli­can su uso, pe­ro ca­da vez son más las em­pre­sas que ofre­cen vue­los en au­to­gi­ro pa­ra los aman­tes de nue­vas ex­pe­rien­cias. Una de ellas, My­days ( http://es.my­days.com) tie­ne vue­los en Cá­diz pa­ra des­cu­brir, a vis­ta de pá­ja­ro, pai­sa­jes co­mo el la­go de Bor­nos, la sie­rra de Ubri­que y Pra­do del Rey. El vue­lo de 30 mi­nu­tos, 72 €.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.