Cris­tiano y ára­be

deViajes - - CIUDAD GRANADA -

Gra­na­da es una de las ciu­da­des más pre­cio­sas de An­da­lu­cía, un mag­ní­fi­co es­ce­na­rio cu­ya pues­ta en es­ce­na es es­pec­ta­cu­lar. Tie­ne un fas­tuo­so le­ga­do his­tó­ri­co de­bi­do a un agi­ta­do pa­sa­do y man­tie­ne vi­vo el re­cuer­do de al­gu­nas de nues­tras fi­gu­ras más uni­ver­sa­les, co­mo Ma­nuel de Fa­lla y Fe­de­ri­co Gar­cía Lorca, que re­si­die­ron en ella.

Su pe­cu­liar be­lle­za la de­be a la hue­lla que de­ja­ron los sie­te si­glos de do­mi­na­ción ára­be, que se man­tie­ne vi­va en la ar­qui­tec­tu­ra po­pu­lar con­tem­po­rá­nea y en mu­chas cos­tum­bres que ri­gen la vi­da co­ti­dia­na.

Cuen­ta con ca­si 250.000 ha­bi­tan­tes en­tre los que hay una im­por­tan­te mi­no­ría gi­ta­na, que son otro de los de­ta­lles que do­tan a la ciu­dad de un ca­rác­ter pe­cu­liar, que la ha­cen má­gi­ca. Por si es­to fue­ra po­co, du­ran­te el cur­so es­co­lar aco­ge una gran po­bla­ción flo­tan­te de unos 60.000 es­tu­dian­tes, que la con­vier­ten en ciu­dad uni­ver­si­ta­ria, al es­ti­lo de Sa­la­man­ca.

San­tos, co­lla­res, es­pe­cias, ce­rá­mi­ca au­tóc­to­na, pul­se­ras, ves­ti­dos de gi­ta­ni­lla, ar­te­sa­nía de ta­ra­cea y un sin­fín de pro­duc­tos tí­pi­cos se api­lan en las tien­das de la Al­cai­ce­ría, jun­to a la ca­te­dral gó­ti­co re­na­cen­tis­ta ( www.ca­te­dral­de­gra­na­da.com. En­tra­da: 3,50 €), en uno de los em­pla­za­mien­tos más atrac­ti­vos de la ciu­dad.

Saborea su am­bien­te: so­bre to­do a par­tir de las do­ce de la ma­ña­na re­bo­sa de una tre­men­da ani­ma­ción y pue­des ima­gi­nar fá­cil­men­te co­mo dis­cu­rría la vi­da en es­te an­ti­guo mer­ca­do de la se­da en tiem­pos de Al-Án­da­lus.

DE PA­SEO POR LA AL­CAI­CE­RÍA

Qui­zá los per­so­na­jes más en­tra­ña­bles de es­te tí­pi­co ba­rrio son las gi­ta­nas que an­dan a la ca­za del fo­rá­neo pa­ra sa­car­le unas mo­ne­das a cam­bio de una ra­mi­ta de ro­me­ro o una bre­ve lec­tu­ra de mano, con un des­par­pa­jo sor­pren­den­te; ver có­mo tra­ba­jan es to­do un es­pec­tácu­lo. Date el gus­to de dis­fru­tar de su ar­te (2 o 3 €): son to­da una ins­ti­tu­ción en la ciu­dad y, an­te el

to­rren­te de ma­ra­vi­llas que te van a pro­nos­ti­car, in­clu­so te va a pa­re­cer ba­ra­to.

Ini­cia el pa­seo por la ca­lle Ofi­cios, don­de se ha­lla la im­pre­sio­nan­te ca­pi­lla Real ( www.ca

pi­lla­real­gra­na­da.com. En­tra­da: 4 €), con los se­pul­cros de los Re­yes Ca­tó­li­cos, de Jua­na la Lo­ca y Fe­li­pe el Her­mo­so.

Cer­ca de aquí, a unos cin­cuen­ta me­tros, pue­des vi­si­tar el Co­rral del Car­bón, una mag­ní­fi­ca al­hón­di­ga que, ac­tual­men­te, en vez de hos­pe­dar mer­ca­de­res al­ber­ga una ofi­ci­na de tu­ris­mo, don­de po­drás po­ner­te al día de lo más no­ve­do­so que tie­ne lu­gar en la ciu­dad.

Re­pón fuer­zas en una de las mag­ní­fi­cas te­rra­zas de pla­za Bib Ram­bla: es la más bo­ni­ta del cen­tro y una de las pre­fe­ri­das por los gra­naí­nos pa­ra to­mar el aperitivo.

A la ho­ra de des­can­sar, una op­ción se­gu­ra y cén­tri­ca es el Ho­tel AC Pa­la­cio de San­ta Pau­la (Gran Vía de Co­lón, 31. 958 80 57 40 y

www.es­pa­nol.ma­rriott.com). Es­te ho­tel es el mag­ní­fi­co e im­pre­sio­nan­te re­sul­ta­do de un cui­da­do­so y de­ta­lla­do tra­ba­jo de res­tau­ra­ción del an­ti­guo con­ven­to de San­ta Pau­la. La te­rra­za, ubi­ca­da en el claus­tro, es una maravilla don­de po­der dis­fru­tar de la ma­jes­tuo­si­dad del con­ven­to. La ha­bi­ta­ción do­ble cues­ta des­de 142 €.

El tran­vía re­co­rre los 4 km de la ca­lle de Gambetta.

Quios­co de flo­res en la pla­za Bib Ram­bla.

Ven­ta de es­pe­cias en la ca­lle Cár­cel Ba­ja.

Fachada de la Ca­te­dral.

Vi­si­ta en el Co­rral del Car­bón.

Pa­seo por la Al­cai­ce­ría.

Co­ro­na de Isa­bel la Ca­tó­li­ca, en la Ca­pi­lla Real.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.