20 pla­na­zos de AMOR

Cu­pi­do lla­ma a tu puer­ta ca­da 14 de fe­bre­ro. Re­vi­sa nues­tras ideas via­je­ras y no de­jes pa­sar la opor­tu­ni­dad de re­con­quis­tar a tu pa­re­ja o enamo­rar a al­guien es­pe­cial.

deViajes - - ESPECIAL - TEX­TO: Be­lin­da Gue­rre­ro

2 Brin­da con vino en Ma­li­bú Ma­li­bú (Es­ta­dos Uni­dos).

www.ma­li­bu­gra­pes.com. Es­tá muy bien ha­cer enotu­ris­mo en Es­pa­ña, pe­ro si realmente tu me­dia na­ran­ja es un gran con­nais­seur de los bue­nos cal­dos le gus­ta­rá re­co­rrer la Ru­ta del Vino de la Ba­ja Ca­li­for­nia ( www.des­cu­bre­ba­ja­ca­li­for­nia.com). Con The Ma­li­bu wi­ne trail tas­ting tour os re­co­ge­rán en una fur­go­ne­ta de lu­jo. Ha­réis un pre­cio­so re­co­rri­do por los vi­ñe­dos de la re­gión vi­ní­co­la de Ma­li­bú, pa­ra­réis en tres oca­sio­nes pa­ra ir ha­cien­do ca­tas y to­ma­réis un al­muer­zo acom­pa­ña­do de tin­to.

3 La Cos­ta Azul, des­de el ai­re Mon­te­car­lo (Mó­na­co).

www.he­liair­mo­na­co.com. Se­du­ce a tu pa­re­ja con un pa­seo ro­mán­ti­co en he­li­cóp­te­ro so­bre la zo­na más be­lla de la cos­ta fran­ce­sa. Ten­dréis pa­no­rá­mi­cas aé­reas de Can­nes, Ni­za, Mon­te­car­lo y Menton con­tra­tan­do vue­los que os­ci­lan en­tre los 10 y los 30 mi­nu­tos. Tam­bién ha­cen des­pla­za­mien­tos re­lám­pa­go en­tre el Prin­ci­pa­do y la cos­ta ni­zar­da, en tan so­lo 7 mi­nu­tos. Du­ran­te el fin de se­ma­na, acu­did por la no­che a la Sa­lle Blanche del Ca­sino de Mon­te­car­lo pa­ra es­cu­char con­cier­tos en vi­vo y ten­tar la suer­te en la ru­le­ta.

4 Lu­na de miel Bar­ce­ló Bá­va­ro Beach Re­sort (Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na).

www.bar­ce­lo.com. Pa­ra tu via­je de no­vios re­ser­va la Bridal Room, una ha­bi­ta­ción de en­sue­ño frente a una de las diez me­jo­res pla­yas del mun­do. Si aún no ha­béis da­do el gran pa­so no os preo­cu­péis, es­te ho­te­la­zo os pre­pa­ra­rá una bo­da a me­di­da. Eli­ge en­tre un even­to ín­ti­mo ci­vil en are­nas ca­ri­be­ñas o prac­ti­ca el ri­to ca­tó­li­co en el in­te­rior de una palapa, que ha­ce las ve­ces de ora­to­rio de­di­ca­do a la Vir­gen de San Sal­va­dor. Co­mo de­ta­lle, el spa tie­ne una ca­bi­na es­pe­cial dis­pues­ta pa­ra no­vias.

5 Desa­yuno be­re­ber Ma­rra­kech (Ma­rrue­cos).

www.ma­rra­kechb­yair.com. El ma­dru­gón va a me­re­cer la pe­na, por­que ob­ser­va­réis el pal­me­ral, el de­sier­to y las fal­das de la cor­di­lle­ra del Atlas ma­rro­quí des­de las al­tu­ras. El plan es muy sen­ci­llo. Ha­réis un re­co­rri­do en 4x4, ayu­da­réis en las ma­nio­bras de in­fla­do del glo­bo ae­ros­tá­ti­co, desa­yu­na­réis se­gún man­da la tra­di­ción be­re­ber y da­réis un pa­seo por las nu­bes. Al ate­rri­zar, os es­pe­ra una ex­cur­sión en ca­me­llo. La ex­pe­rien­cia du­ra na­da me­nos que 5 ho­ras y es úni­ca, por­que se­rá el vien­to el que de­ci­da vues­tro des­tino fi­nal.

6 Co­rre a las re­ba­jas Lon­dres (Reino Uni­do).

www.vi­sitlon­don.com. Llé­va­te a tu chi­ca a bus­car la ganga del año. Las bou­ti­ques lon­di­nen­ses lle­gan a ve­ces al 75% de des­cuen­to, así que vues­tra tar­je­ta de cré­di­to no su­fri­rá mu­cho. Pa­sea por los cor­ners de Ha­rrods, don­de ha­lla­rás ba­ra­tí­si­mos los ar­tícu­los de lu­jo, en­cuen­tra bue­nos pre­cios en las op­cio­nes más so­fis­ti­ca­das de las ga­le­rías Sel­frid­ges o ve­te has­ta Ox­ford Street pa­ra ha­cer el me­jor shopping.

7 Apar­ta­dos del mun­do Neu­châ­tel (Sui­za).

www.pa­la­fit­te.ch. El ho­tel Pa­la­fit­te t e pro­po­ne el pa­que­te Ro­man­tic es­ca­pe. Vais a es­tar so­los en me­dio de un la­go, un lu­gar es­plén­di­do pa­ra re­en­con­tra­ros. Os ofre­ce­rán una be­bi­da de bien­ve­ni­da, en­con­tra­réis en la ha­bi­ta­ción fru­ta, flo­res y una bo­te­lla de ca­va, pa­sa­réis una no­che en la ca­ba­ña que ves en la ima­gen, com­par­ti­réis desa­yuno en la ha­bi­ta­ción, o en el res­tau­ran­te del alo­ja­mien­to si lo pre­fe­rís, y os in­vi­ta­rán a un me­nú de cin­co pla­tos en el res­tau­ran­te Le Col­vert.

9 Ce­na de los sen­ti­dos Ca­sa de Ve­láz­quez (Ma­drid).

http://ca­si­to­dos­lo­sen­ti­dos.com. Pre­pá­ra­te pa­ra des­cu­brir al­go inol­vi­da­ble, al­go que nun­ca te atre­vis­te a ha­cer, pe­ro que sí has so­ña­do. Con Sien­te amor en­tra­rás en el mun­do de emo­cio­nes, don­de ca­da per­so­na ad­vier­te es­ta ex­pe­rien­cia de una ma­ne­ra úni­ca, que nun­ca se le bo­rra­rá de la me­mo­ria. Te pro­po­ne­mos ce­nar con un an­ti­faz, el res­to de tus sen­ti­dos se irán agu­di­zan­do pa­ra em­pren­der un via­je con la ima­gi­na­ción. Aun­que re­sul­te im­por­tan­te, aquí la co­mi­da es lo de me­nos. Aque­llos que ya lo han ex­pe­ri­men­ta­do ase­gu­ran que “lo peor es que no du­ra has­ta el desa­yuno, y lo me­jor es que vi­ves co­sas irre­pe­ti­bles”.

10 Pla­cer a cua­tro ma­nos Ur­ban Spa Ma­ris­ma (San­tan­der).

www.ur­ba­nspa.es Es­te cen­tro cán­ta­bro dis­po­ne de una car­ta de ri­tua­les a dúo. Con Ma­ris­ma Moor dis­fru­ta­réis de una en­vol­tu­ra en ba­rro aro­má­ti­co y una du­cha vichy que os re­la­ja­rá. Si pre­fie­res es­tos pla­ce­res en so­li­ta­rio te re­co­men­da­mos el Qui­ro­ma­sa­je golf, una te­ra­pia que se apli­ca des­de la ca­be­za has­ta lo pies con pe­lo­tas de golf y mues­tra be­ne­fi­cios en la fle­xi­bi­li­dad, el tono mus­cu­lar y la re­la­ja­ción.

11 ¿To­ma­mos una co­pa? Ho­tel Pa­laz­zo Vic­to­ria (Verona).

http://pa­laz­zo­vic­to­ria.com. En pleno cen­tro de es­ta vi­lla ita­lia­na se en­cuen­tra la Ca­sa de Ju­lie­ta (Via Ca­pe­llo, 23). La tra­di­ción man­da que de­jes aquí tu car­ta de amor (o desamor) pa­ra que la en­cuen­tre tu me­dia na­ran­ja. El ho­tel Pa­laz­zo Vic­to­ria te pro­po­ne co­men­zar un ro­man­ce inol­vi­da­ble con un buen cóc­tel en su gla­mu­ro­so Vic­to­ria Club Bar. Es un lu­gar pa­ra ver y ser vis­to, muy fre­cuen­ta­do por los ve­ro­ne­ses, y don­de pre­pa­ran co­mo en nin­gún otro lu­gar de la ca­pi­tal un re­fres­can­te aperitivo lo­cal de­no­mi­na­do spritz.

12 Au­tén­ti­co cuen­to de ha­das

Bru­jas (Bél­gi­ca). www.is­le­ma­ba.in­fo. Es­ta vi­lla fla­men­ca de pu­ro bo­ni­ta ca­si re­sul­ta em­pa­la­go­sa. Piér­de­te en rin­co­nes tan evo­ca­do­res co­mo el la­go del Amor, lleno de cis­nes, que es­con­de una tris­te fá­bu­la ro­mán­ti­ca. Re­ga­la a tu pa­re­ja un pa­seo en ca­le­sa por uno de los cas­cos an­ti­guos más be­llos de la Vie­ja Eu­ro­pa o in­ví­ta­le a una pin­ta en la Fies­ta de la Cer­ve­za, que se ce­le­bra los días 2 y 3 de fe­bre­ro. Aquí, ten­dréis la po­si­bi­li­dad de ele­gir en­tre más de 200 mar­cas, mien­tras de­gus­táis las sa­bro­sas re­ce­tas de Flan­des.

Bar­ce­ló Bá­va­ro Beach Re­sort es so­lo pa­ra adul­tos.

Lle­va a tu me­dia na­ran­ja a las re­ba­jas o eli­ge un ho­tel es­pec­ta­cu­lar

Duer­me en es­te palafito en el área sui­za de Tres-La­gos.

El Ur­ban Spa ha si­do fi­na­lis­ta en los pre­mios

World Spa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.