LA TO­RRE DE HÉR­CU­LES

deViajes - - CIUDAD -

A sim­ple vis­ta uno no di­ría que la To­rre de Hér­cu­les es el fa­ro más an­ti­guo en fun­cio­na­mien­to que exis­te en to­do el mun­do. Pe­ro lo cier­to es que fue­ron los ro­ma­nos quie­nes en el si­glo I le­van­ta­ron es­ta linterna pa­ra fa­ci­li­tar la na­ve­ga­ción de los bar­cos que traían pro­vi­sio­nes a las le­gio­nes des­ple­ga­das en la en­ton­ces co­no­ci­da co­mo ciu­dad de Bri­gan­tium. Su fachada ac­tual es neo­clá­si­ca y de ahí el equí­vo­co cuan­do uno ve sus for­mas. La To­rre de Hér­cu­les –y por ex­ten­sión to­do su parque es­cul­tó­ri­co, in­clui­do el cau­di­llo cel­ta Breo­gán– es sím­bo­lo in­dis­cu­ti­ble de A Co­ru­ña y más des­de que en 2009 la de­cla­ra­ran Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad. So­bre ella se han es­cri­to le­yen­das (co­mo la que di­ce que de­ba­jo es­tá en­te­rra­da la ca­be­za del gi­gan­te Ge­rión) y en sus per­fi­les se ins­pi­ra­ron ar­tis­tas co­mo Pi­cas­so, quien la bau­ti­zó co­mo la to­rre de ca­ra­me­lo. Un con­se­jo: pa­ra co­no­cer­la me­jor rea­li­za una vi­si­ta tea­tra­li­za­da de la mano del hé­roe cel­ta Míl Es­pái­ne. (Gra­tui­to. Re­ser­vas en la Ofi­ci­na de Tu­ris­mo. Subida a la to­rre: 3 €. www.to­rre­de her­cu­le­sa­co­ru­na.com).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.