TO­DO UN CA­PRI­CHO CON AL­MA NA­ZA­RÍ

deViajes - - DOSSIER -

Aun­que no se sa­be con cer­te­za el ori­gen de la pa­la­bra Ge­ne­ra­li­fe, la in­ter­pre­ta­ción más acep­ta­da es la de los Jar­di­nes del Ala­ri­fe, es de­cir, del cons­truc­tor o ar­qui­tec­to res­pon­sa­ble de su di­se­ño. El Ge­ne­ra­li­fe se cons­tru­yó en­tre los si­glos XII y XIV y fue el pa­la­cio uti­li­za­do por los re­yes mu­sul­ma­nes co­mo lu­gar de des­can­so. Con­ce­bi­do co­mo vi­lla ru­ral –con jar­di­nes or­na­men­ta­les, huer­tos, pa­tios y edi­fi­ca­cio­nes que se in­te­gran en las cer­ca­nías de la Al­ham­bra–, es­te es­pa­cio nos acer­ca al es­pí­ri­tu ára­be y a su re­fi­na­da sen­sua­li­dad a la ho­ra de ro­dear­se de un es­pa­cio de re­lax. Tan­to en su di­se­ño ori­gi­nal co­mo en los aña­di­dos pos­te­rio­res –co­mo es el ca­so del Pa­tio de la Ace­quia o los Jar­di­nes Ba­jos–, el Ge­ne­ra­li­fe des­plie­ga una seducción lle­na de jue­gos de luz, so­ni­dos de agua y, por su­pues­to, mi­les de plan­tas. Pue­des re­co­rrer­los jun­to con la Al­ham­bra (13 €) o en un pa­seo ex­clu­si­vo de unas 2 h por la Al­ca­za­ba y el Ge­ne­ra­li­fe (7€) o en una mis­te­rio­sa vi­si­ta noc­tur­na (5 €). Abre a dia­rio, de 8.30 h a 20 h. Infórmate en www. al­ham­bra-pa­tro­na­to.es.

Jue­gos de agua en los jar­di­nes del Ge­ne­ra­li­fe.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.