MO­NET, IM­PRE­SIO­NAN­TE

deViajes - - DOSSIER -

La vi­da de Gi­verny, un pe­que­ño pue­blo de la Al­ta Nor­man­día, a 80 km de Pa­rís, cam­bió ra­di­cal­men­te cuan­do, en 1883, el pin­tor Clau­de Mo­net de­ci­dió tras­la­dar aquí su re­si­den­cia. Años des­pués, el lu­gar le cau­ti­vó tan­to que com­pró unos te­rre­nos y creó los jar­di­nes que desea­ba pin­tar. De es­te de­co­ra­do vi­vo na­cie­ron al­gu­nas de sus obras más tras­cen­den­tes – Los nenúfares, El es­tan­que de las nin­feas, El puen­te ja­po­nés…– y, en po­cos años, Gi­verny se con­vir­tió en pun­to de en­cuen­tro pa­ra los gran­des ar­tis­tas de la épo­ca, co­mo Cé­zan­ne, Re­noir y Ma­tis­se. En la ac­tua­li­dad, la Fun­da­ción Mo­net or­ga­ni­za vi­si­tas con­jun­tas de la ca­sa y los jar­di­nes (9,50 €). En www.foun­da­tion­mo­net.com.

Co­lo­ri­do en el jar­dín de Mo­net,

en Gi­verny.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.