y las obras de Da­vid Cerny dan a la ciu­dad unos to­ques muy mo­der­nos

deViajes - - DESTINO -

Si ade­más de ve­nir en bar­co, vi­si­tas No­ve Mes­to a pie ano­ta es­tos dos lu­ga­res pa­ra to­mar al­go: si te ape­te­ce pi­car un po­co a me­dia ma­ña­na o me­ren­dar, acér­ca­te has­ta el Ca­fé Aman­di­ne (Na Mo­ra­ni, 17. www.ca­fea­man­di­ne.cz), si­tua­do muy cer­ca del Edi­fi­cio Dan­zan­te. Es­te coqueto lo­cal evo­ca los an­ti­guos ca­fés de Pa­rís y en él po­drás to­mar­te una tar­ta y un ex­pre­so por unos 3,50 €.

Si bus­cas al­go más con­tun­den­te acér­ca­te a Nood­les un res­tau­ran­te en el que to­da la car­ta es­tá ba­sa­da en los fi­deos. Los hay de to­das las na­cio­na­li­da­des des­de nood­les chi­nos has­ta

es­pa­guet­ti ita­lia­nos, pa­san­do, por su­pues­to, por los tí­pi­cos che­cos. Muy chic y muy bien de pre­cio. (Po­li­tickych vez­nu, 12. En la plan­ta ba­ja del Ho­tel Yas­min. Prin­ci­pa­les des­de 4,5 €.

www.nood­les.cz).

En la Ciu­dad Nue­va hay nu­me­ro­sos pa­sa­jes y ca­lle­jue­las, lu­ga­res re­co­le­tos a me­nu­do flan­quea­dos por pe­que­ñas bou­ti­ques o ca­fés con en­can­to, que co­nec­tan las ave­ni­das prin- ci­pa­les. El más co­no­ci­do es el Pa­sa­je Lu­cer­na, unas ga­le­rías co­mer­cia­les cu­bier­tas que unen las ca­lles Vo­dic­ko­va y Ste­pans­ka. En el in­te­rior de Lu­cer­na hay una de las obras del es­cul­tor che­co Da­vid Cerny, un au­tor con­tro­ver­ti­do y trans­gre­sor que sal­tó a la fa­ma en 1991 al pin­tar el tan­que so­vié­ti­co que ador­na­ba Na­mes­ti Kinskych de co­lor de rosa. La obra se lla­ma

Hor­se y re­pre­sen­ta a San Wen­ces­lao mon­ta­do en un ca­ba­llo que es­tá col­ga­do pa­tas arri­ba.

Tam­bién de Da­vid Cerny son los be­bés gi­gan­tes (Mi­mi­na), que se en­cuen­tran es­ca­lan­do el edi­fi­cio más al­to de la ciu­dad: la To­rre de la Te­le­vi­sión. Es­ta to­rre de co­mu­ni­ca­cio­nes se le­van­tó du­ran­te el pe­río­do co­mu­nis­ta si­guien­do la par­ti­cu­lar es­té­ti­ca fu­tu­ris­ta de los años 80 (los be­bés se aña­die­ron 2001). Tres co­lo­sa­les tu­bos de ace­ro y hor­mi­gón so­por­tan una se­rie de pla­ta­for­mas que hoy aco­gen, en­tre otras co­sas, el res­tau­ran­te pa­no­rá­mi­co Obla­ca y un ho­tel de una so­la ha­bi­ta­ción, One Room. (Ziz­kov. En­tra­da: 6 €. www.to­wer­park.cz).

Vis­ta del río Mol­da­va y

del Cas­ti­llo de Pra­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.