CON ARO­MA A VAI­NI­LLA

deViajes - - PORTADA VERACRUZ -

Pa­pantla tie­ne su pues­to en la his­to­ria y es co­no­ci­da co­mo la ciu­dad que per­fu­mó al mun­do. El tí­tu­lo se de­be a que es el cen­tro de la re­gión don­de se pro­du­ce la me­jor vai­ni­lla. De he­cho, és­ta es la zo­na don­de sur­gió y se do­mes­ti­có es­ta plan­ta y des­de don­de se ex­ten­dió por to­do el pla­ne­ta. Su cul­ti­vo se re­mon­ta a tiem­pos prehis­pá­ni­cos y era un bien tan apre­cia­do que los to­to­na­cas pa­ga­ban con ella sus tri­bu­tos a los az­te­cas. Es­te cul­ti­vo no ha cam­bia­do mu­cho a lo lar­go de los si­glos y si­gue sien­do un bien tan pre­cio­so que los pro­pie­ta­rios lle­gan a mar­car ca­da vai­na con su em­ble­ma pa­ra im­pe­dir su ven­ta en ca­so de ro­bo. Y es que la vai­ni­lla si­gue sien­do el per­fu­me. Hay mu­chas es­pe­cias, pe­ro en ellas pri­ma nor­mal­men­te el sa­bor so­bre el olor, aun­que en la vai­ni­lla tal vez sea lo con­tra­rio. Y si el ol­fa­to es el sen­ti­do más pro­fun­do y bá­si­co, la vai­ni­lla es la es­pe­cia por ex­ce­len­cia.

Vai­nas de vai­ni­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.