Ven a la fiesta

deViajes - - PORTADA VERACRUZ -

Si Xa­la­pa es la ca­pi­tal del Es­ta­do, con sus ins­ti­tu­cio­nes y el cli­ma fres­co de las tie­rras al­tas, Ve­ra­cruz es una ciu­dad por­tua­ria, ca­lu­ro­sa y bu­llan­gue­ra. De he­cho, su Car­na­val es el más im­por­tan­te del país. En el cen­tro la música sue­na por to­das par­tes. El ca­lor del tró­pi­co se va con la bri­sa del Gol­fo de Mé­xi­co y, con la fres­ca, los so­por­ta­les de la pla­za se lle­nan de mú­si­cos. Unos sa­can rit­mos con­ta­gio­sos a la ma­rim­ba, otros sua­ves so­nes a la li­ra y, de vez en cuan­do, lle­ga el eco de un bo­le­ro o un co­rri­do can­ta­do con es­ti­lo pu­ro ma­cho. Los fa­ro­li­llos en la ca­lle dan un to­que de ver­be­na de pue­blo a lo que aquí pa­re­ce ser la fiesta de ca­da día.

Bue­na par­te de tu tiem­po en Ve­ra­cruz pa­sa­rá en el Zó­ca­lo. En es­ta pla­za en­con­tra­rás el Palacio Mu­ni­ci­pal y la Ca­te­dral, pe­ro tam­bién pal­me­ras, ba­res y res­tau­ran­tes que sa­can las me­sas, y mú­si­cos de to­dos los es­ti­los. Hay que pa­sar va­rias ve­ces pa­ra dis­fru­tar de sus am­bien­tes, en es­pe­cial, el de la caí­da de la tar­de.

TI­BU­RO­NES Y BA­RRA­CU­DAS

Cer­ca del Zó­ca­lo arranca el Ma­le­cón, que bor­dea el puer­to. Hay mo­vi­mien­to de bar­cos, pues­tos de ar­te­sa­nías, el Fa­ro Ca­rran­za y, los lu­nes por la ma­ña­na, des­fi­les mi­li­ta­res. Re­cuer­da la im­por­tan­cia del puer­to en la his­to­ria de Ve­ra­cruz: du­ran­te más de dos si­glos fue el úni­co au­to­ri­za­do pa­ra co­mer­ciar con la me­tró­po­li.

Des­de aquí se ve la For­ta­le­za de San Juan de Ulúa (en­tra­da: 3,5 €; lu­nes, ce­rra­do). Re­co­rre sus es­tan­cias, pa­sa­di­zos y ba­luar­tes mien­tras pien­sas en la his­to­ria o en pe­lí­cu­las de pi­ra­tas, por­que el fuer­te da pa­ra am­bas co­sas.

En el cen­tro de Ve­ra­cruz tam­bién es­tán los res­tos del ba­luar­te de San­tia­go. En el in­te­rior (en­tra­da: 3,5 €; lu­nes, ce­rra­do) hay una ex­po­si­ción de jo­yas de oro prehis­pá­ni­co.

En Ve­ra­cruz en­con­tra­rás uno de los acua­rios ( www.acua­rio­de­ve­ra­cruz.com .En­tra­da: 6,5 €; abre to­dos los días) más atrac­ti­vos del con­ti­nen­te. Se ca­mi­na por un pa­si­llo ro­dea­do com­ple­ta­men­te de agua y se ve a los ha­bi­tan­tes de las pro­fun­di­da­des na­dan­do a tu la­do, o so­bre tu ca­be­za. Hay ti­bu­ro­nes, tor­tu­gas, ba­rra­cu­das, ra­yas in­men­sas que pa­re­cen pla­near por las aguas… Al con­tra­rio que en la ma­yo­ría de los mu­seos, una sala es­tá lle­na de car­te­les de ¡tó­ca­me!, que in­ci­tan a los vi­si­tan­tes a sen­tir el tac­to de los dien­tes de ti­bu­rón, del co­ral o del ca­pa­ra­zón de una tor­tu­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.