EL PO­DER DEL SPRAY SO­BRE UNA PA­RED

deViajes - - DOSSIER -

Acu­sa­do de gam­be­rris­mo, per­se­gui­do y has­ta mul­ta­do por las au­to­ri­da­des de turno, el graf­fi­ti es un ar­te ca­da vez más re­co­no­ci­do y acep­ta­do. Aún así, su ca­rác­ter reivindicativo y de de­nun­cia so­cial han he­cho que graf­fi­ti y mar­gi­na­li­dad va­yan ca­si de la mano. En Lon­dres, una de las cu­nas del spray­can (po­der del spray), co­mo lo lla­man al­gu­nos, es el East End y, uno de sus em­ba­ja­do­res más uni­ver­sa­les, Banksy. Las mor­da­ces vi­ñe­tas en blan­co y ne­gro de es­te ar­tis­ta clan­des­tino, han re­va­lo­ri­za­do el ba­rrio y lo han pues­to de mo­da. Jun­to a él, nom­bres co­mo Probs, She­pard Fai­rey, Mi­lo Tchais o Brick La­ne no só­lo han lle­na­do de color so­la­res y mu­ros de es­ta zo­na lon­di­nen­se, sino que han mul­ti­pli­ca­do el número de agen­cias que ofre­cen ru­tas guia­das por el Street Art de Lon­dres: des­de la de Get Your Guide ( www. get­your­gui­de.es), que te en­se­ña los di­fe­ren­tes es­ti­los graf­fi­te­ros –2 h, 24 €– has­ta la de In­si­der Lon­don ( www. in­si­der-lon­don.co.uk), que tam­bién ex­plo­ra otras for­mas de Street Art, co­mo las se­ña­les de trá­fi­co (23,50 €).

Una de las obras más fa­mo­sas de Banksy.

Banksy, ar­tis­ta

de la iro­nía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.