TE­NE­RI­FE Can­de­la­ria

Pu­ra atrac­ción

deViajes - - ESCAPADAS -

Su nom­bre es si­nó­ni­mo de de­vo­ción y pe­re­gri­na­ción. Y es que es­ta pe­que­ña ciu­dad al sur de San­ta Cruz de Te­ne­ri­fe es ca­da año vi­si­ta­da por más de dos mi­llo­nes de per­so­nas, prin­ci­pal­men­te por ser la vi­lla Mariana ca­na­ria por ex­ce­len­cia. Can­de­la­ria al­ber­ga la vir­gen y la ba­sí­li­ca que da nom­bre al pue­blo y que es pa­tro­na de to­do el ar­chi­pié­la­go. Aun­que la fiesta se ce­le­bra dos ve­ces al año –el 2 de fe­bre­ro y el 15 de agos­to– es la pe­re­gri­na­ción es­ti­val la que atrae a más pú­bli­co. Seas o no cre­yen­te, la fiesta tie­ne un va­lor cul­tu­ral, his­tó­ri­co –y na­tu­ral que me­re­ce la pe­na ver.

La no­che del 14 –o an­tes, si se vie­ne de más le­jos– mi­les de per­so­nas re­co­rren los 20 km que se­pa­ran el san­tua­rio de la ca­pi­tal ti­ner­fe­ña o de La La­gu­na por el Ca­mino Vie­jo, uno de los más an­ti­guos de la is­la –pro­vie­ne de la cul­tu­ra guan­che– y de ma­yor va­lor pa­tri­mo­nial.

AL­GO MÁS TE­RRE­NAL

Dis­fru­ta tam­bién del sa­bor ma­ri­ne­ro del puer­to pes­que­ro, de su li­to­ral de ba­rran­cos, cue­vas na­tu­ra­les y pla­yas de are­na ne­gra, co­mo la de Pun­ta Lar­ga, la me­jor acon­di­cio­na­da pa­ra el ba­ño y el pa­seo.

El va­lle de Güi­mar, don­de se ubi­ca la vi­lla, cuen­ta con nu­me­ro­sas ru­tas a pie fá­ci­les y bien se­ña­li­za­das, en­tre ta­bai­bal, car­do­nal y pi­nar –la flo­ra au­tóc­to­na pre­do­mi­nan­te–. Al­gu­nos sen­de­ros, co­mo los del Pa­ra­je de La Me­sa o del Lo­mo El Cen­teno, ofre­cen mag­ní­fi­cas pa­no­rá­mi­cas del va­lle. Otros, co­mo el cir­cu­lar de Los Bre­zos, atra­vie­san ca­mi­nos tra­di­cio­na­les o bor­dean el li­to­ral (sen­de­ro de Sa­ma­ri­nes).

Ba­sí­li­ca de La Can­de­la­ria.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.