Cos­ta del Adriá­ti­co

deViajes - - PORTADA -

Aun­que pa­rez­ca i ncreí­ble, en Es­lo­ve­nia es po­si­ble al­mor­zar un de­li­cio­so pla­to de žli­kro­fi a la som­bra de los mo­nu­men­ta­les mon­tes al­pi­nos, pa­sear en­tre vi­ñe­dos por la tar­de y ce­nar po­cas ho­ras des­pués a ori­llas del mar en un am­bien­te tí­pi­ca­men­te me­di­te­rrá­neo. Des­de la mon­ta­ñe­ra Bo­vec, pon rum­bo su­r­oes­te has­ta Do­bro­vo pa­ra en­trar en la re­gión vi­ti­vi­ní­co­la de Go­riš­ka Br­da, ya en la mis­mí­si­ma fron­te­ra con Ita­lia.

En­con­tra­rás aquí un pai­sa­je que en na­da se pa­re­ce a lo que has vis­to has­ta aho­ra: co­li­nas ta­pi­za­das de vi­ñe­dos y oli­vos, al­deas me­die­va­les (co­mo la be­lla Šmartno) y un cli­ma pre­do­mi­nan­te­men­te so­lea­do que nos re­cuer­da que es­ta­mos más cer­ca del Me­di­te­rrá­neo.

El Cas­ti­llo de Do­bro­vo, un palacio re­na­cen­tis­ta del si­glo XVII, es el pun­to al que tie­nes que acu­dir si quie­res te­ner una pri­me­ra apro­xi­ma­ción a los vi­nos de es­ta zo­na. Cua­ren­ta y nue­ve bo­de­gas lo­ca­les ven­den aquí sus cal­dos, la ma­yo­ría de ellas es­pe­cia­li­za­das en los vi­nos blan­cos de pro­duc­ción eco­ló­gi­ca.

Si quie­res pro­bar al­go es­pe­cial, de­cán­ta­te por las va­rie­da­des au­tóc­to­nas co­mo la ru­me­na re­bu­la (que en el la­do ita­liano de­no­mi­nan ri­bo­lla gia­lla) o el cu­rio­so vino na­ran­ja que se ela­bo­ra a par­tir de uvas ma­ce­ra­das ( www.vi­no­te­kabrda.si. Ca­tas des­de 10 €). Si te enamo­ras de al­guno de es­tos vi­nos pue­des com­prar­lo aquí. A no­so­tros nos en­can­ta­ron los blan­cos ela­bo­ra­dos por los her­ma­nos Šc˘urek (Ples˘ivo, 44. Me­da­na. www.scu­rek.com).

Igual que el vino, tam­bién la ela­bo­ra­ción del acei­te de oli­va es una he­ren­cia que los ro­ma­nos de­ja­ron en es­te rin­cón del ma­pa es­lo­veno. Si quie­res co­no­cer sus se­cre­tos no pue­des de­jar de vi­si­tar a Ja­dran Ja­kon­cic (in­for­ma­ción en la Ofi­ci­na de Tu­ris­mo de Do­bro­vo, en el cas­ti­llo. Grajs­ka ces­ta, 10).

Pon­te de nue­vo al vo­lan­te, y en ape­nas una ho­ra de via­je, otro cam­bio de pai­sa­je te sor­pren­de­rá a ori­llas del Adriá­ti­co. En los tan so­lo 47 ki­ló­me­tros de li­to­ral que po­see el país en­con­tra­rás Ko­per, Izo­la y Pi­ran que, ar­mó­ni­ca­men­te, se re­par­ten la fran­ja cos­te­ra y com­pi­ten en la be­lle­za de su ar­qui­tec­tu­ra gó­ti­ca ve­ne­cia­na. Y es que la in­fluen­cia ita­lia­na es muy fuer­te en es­te rin­cón del ma­pa.

Pa­no­rá­mi­ca des­de las murallas.

Una ca­ta en

c la Bo­de­ga S˘ ˘urek.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.