Pu­ro y au­tén­ti­co

deViajes - - RUTA -

Ape­sar de ser un lu­gar de des­lum­bran­te be­lle­za, na­tu­ra­le­za en es­ta­do sal­va­je y sa­bo­res tra­di­cio­na­les qué­bé­cois (y de es­tar si­tua­da a un pa­so de la au­to­pis­ta que une Mon­tréal con la más nor­te­ña Qué­bec City), la re­gión de Mau­ri­cie es una de las más des­co­no­ci­das de to­da la pro­vin­cia ca­na­dien­se. Pa­ra que no te pier­das se­me­jan­te ma­ra­vi­lla, te re­co­men­da­mos que en tu ru­ta de­di­ques por lo me­nos dos o tres días a co­no­cer­la.

Co­mo di­cen que a uno se le con­quis­ta por el es­tó­ma­go, qui­zás tu pri­me­ra pa­ra­da po­dría ser en la lo­ca­li­dad de Trois-Ri­viè­res, don­de en­con­tra­rás al­go que en Que­bec es muy tí­pi­co: una ca­ba­ne à su­cre. Las ca­ba­ñas de azú­car no son otra co­sa que una ca­si­ta en el bos­que des­ti­na­da a la re­co­lec­ción y pro­ce­sa­do del dul­ce ca­na­dien­se por an­to­no­ma­sia: el ja­ra­be de ar­ce. Mu­chas de ellas ofre­cen hoy co­ci­na tra­di­cio­nal y mú­si­ca en di­rec­to en re­cuer­do de aque­llas jor­na­das en las que to­da la fa­mi­lia par­ti­ci­pa­ba en la co­se­cha de tan pre­cia­do eli­xir ve­ge­tal.

Chez Dany (195, de la Sa­bliè­re. Troi­sRi­viè­res. +1 81 93 70 47 69. Me­nú: 14 €. www.ca­ba­ne­chez­dany.com) es una de es­tas ca­ba­nes, un lu­gar en el que apren­de­rás so­bre el pro­ce­so de ela­bo­ra­ción y so­bre todo don­de po­drás de­gus­tar el pla­to tí­pi­co que siem­pre se sir­ve du­ran­te la re­co­lec­ción: un buen pas­tel de car­ne, cer­do bra­sea­do, ju­días y hue­vos. Todo ello ade­re­za­do, co­mo no, con si­ro­pe de ar­ce.

Unos ki­ló­me­tros más al Nor­te el pai­sa­je se tor­na sal­va­je, las ca­rre­te­ras se aden­tran en bos­ques de co­ní­fe­ras y la ci­vi­li­za­ción va per­dién­do­se de vis­ta en las in­me­dia­cio­nes del Parc Na­tio­nal du Ca­na­da de la Mau­ri­cie.

Una bue­na op­ción pa­ra co­no­cer es­ta re­gión tan re­mo­ta, en la que las dis­tan­cias son enor- Un vehícu­lo que aquí es una gran atrac­ción pa­ra los tu­ris­tas, pe­ro so­bre todo un me­dio de trans­por­te pa­ra la po­bla­ción lo­cal son las mo­tos de nie­ve, las cua­les, qui­zás no lo se­pas, se in­ven­ta­ron en Qué­bec. La ne­ce­si­dad de cu­brir lar­gas dis­tan­cias ne­va­das lle­va­ron al que­be­quen­se Jo­sep­hAr­mand Bom­bar­dier a idear es­ta in­ge­nio­sa mo­to­ci­cle­ta trac­cio­na­da a oru­ga, que co­men­za­ría a co­mer­cia­li­zar­se en 1937. Hoy cien­tos de ki­ló­me­tros de pis­tas en­tre bos­ques unen las po­bla­cio­nes del nor­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.