LA GRAN AVEN­TU­RA DE LA HIS­TO­RIA

deViajes - - DOSSIER -

Sus atrac­ti­vos arra­san en va­rias dis­ci­pli­nas –ar­te, na­tu­ra­le­za, in­fra­es­truc­tu­ra…– pe­ro mu­chos vi­si­tan Je­ru­sa­lén atraí­dos so­lo por su es­pi­ri­tua­li­dad y ca­rác­ter mul­ti­cul­tu­ral. Aquí tie­nes la igle­sia del San­to Se­pul­cro –se­gún los ca­tó­li­cos, con la tum­ba de Jesús– y el Do­mo de la Ro­ca, una cú­pu­la do­ra­da en el Mon­te del Tem­plo, des­de la que los mu­sul­ma­nes ase­gu­ran que Maho­ma as­cen­dió a los cie­los. Otro his­tó­ri­co atrac­ti­vo no só­lo tie­ne fac­tu­ra ju­día sino que es el gran lu­gar sa­gra­do de es­ta co­mu­ni­dad. Son los res­tos del Tem­plo de Je­ru­sa­lén, or­de­na­do cons­truir por Sa­lo­món y He­ro­des, de­rri­ba­do por ba­bi­lo­nios y ro­ma­nos, pe­ro siem­pre con un mu­ro en pie, al­go que los ju­díos in­ter­pre­tan co­mo una se­ñal di­vi­na. Hoy, los fie­les in­tro­du­cen sus ple­ga­rias en el Mu­ro de las La­men­ta­cio­nes y ver­les orar, se­pa­ra­dos hom­bres de mu­je­res, so­bre­co­ge. Ví­ve­lo con Ta­ra­wa ( 93 715 64 62) y re­cuer­da: cú­bre­te la ca­be­za con una ki­pá y las fo­tos, en Sab­bat, es­tán prohi­bi­das.

Ha­rum, se­que cup­tus at la­ce­ro

El Mu­ro de las La­men­ta­cio­nes,

en Je­ru­sa­lén.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.