El po­der del Yuan

deViajes - - DESTINO SHANGHAI -

La con­tem­plas­te al pa­sear jun­to al río en The Bund, pe­ro tam­bién la ha­bías vis­to en fo­lle­tos o guías de via­je, y tie­nes al­gu­nas de sus fo­tos en­tre ma­nos en es­te re­por­ta­je. Exac­to, esa ima­gen icó­ni­ca de la Shang­hai más fu­tu­ris­ta es el ba­rrio de Pu­dong. Le­van­ta­do a gol­pe de ta­lo­na­rio, Pu­dong ha cre­ci­do de la na­da en ape­nas vein­ti­cin­co años: de fér­ti­les cam­pos de cul­ti­vo a ex­pla­na­da de as­fal­to so­bre la que se eri­gen exul­tan­tes al­gu­nos de los edi­fi­cios más al­tos de Chi­na. Acér­ca­te al más fa­mo­so: la Orien­tal Pearl TV To­wer una to­rre de es­té­ti­ca a me­dio ca­mino en­tre na­ve es­pa­cial y es­cul­tu­ra kitsch que fue de las pri­me­ras en ser cons­trui­da.

En ella tie­nes dos pun­tos in­tere­san­tes a vi­si­tar: uno en lo más al­to y otro ba­jo tie­rra. Al ni­vel de las nu­bes, el mi­ra­dor, un ele­men­to que se re­pi­te en mu­chos de los ras­ca­cie­los que pue­blan es­ta par­te del río. En el ba­rrio los en­con­tra­rás con te­rra­za, con loun­ge a la úl­ti­ma, con res­tau­ran­te de eti­que­ta o con pa­sa­re­la de cris­tal, y el de la Orien­tal Pearl es de es­ta úl­ti­ma ca­te­go­ría. Pa­ne­les trans­pa­ren­tes en pa­re­des y sue­lo a 259 m del sue­lo no es­tán mal pa­ra pa­sar un rato de au­tén­ti­co vér­ti­go. Jus­to por en­ci­ma, a 342 m aca­ban de inau­gu­rar otro mi­ra­dor que emu­la una cáp­su­la es­pa­cial.

RAS­CA­CIE­LOS Y SUB­TE­RRÁ­NEOS

Des­cien­de del cie­lo has­ta las pro­fun­di­da­des pa­ra vi­si­tar el Shang­hai His­tory Museum, ubi­ca­do ba­jo la mo­le de la Orien­tal Pearl TV To­wer. Es­te sor­pren­den­te mu­seo cuen­ta las trans­for­ma­cio­nes de es­ta ciu­dad des­de su fun­da­ción has­ta la ac­tua­li­dad. En él apren­de­rás lo que re­pre­sen­tó la pre­sen­cia eu­ro­pea en Shang­hai, qué as­pec­to te­nían los fumaderos de opio de prin­ci­pios del si­glo XX y có­mo fue la Re­vo­lu­ción Cul­tu­ral en­tre otras co­sas. (En­tra­da mi­ra­dor y mu­seo: 18 €. www.orien­tal­pearl­to­wer.com y www.his­tory­mu­seum.sh.cn).

Des­de la Orien­tal Pearl, di­rí­ge­te ha­cia el río pa­ra ver The Bund des­de la otra ri­be­ra del Huang­pu. El pa­seo flu­vial de Pu­dong –co­no­ci­do co­mo Ri­ver­si­de Pro­me­na­de– es muy po­pu­lar e, igual que en la otra ori­lla, tam­bién aquí la vi­da co­ti­dia­na se su­ce­de en­tre ni­ños vo­lan­do

co­me­tas, tu­ris­tas ha­cien­do fo­tos y ven­de­do­res am­bu­lan­tes de ju­gue­tes. Si quie­res un re­cuer­do cu­rio­so hay fo­tó­gra­fos lo­ca­les que te ha­cen un re­tra­to, te lo im­pri­men y te lo co­lo­can en un vis­to­so mar­co por el mó­di­co pre­cio de 2,50 €.

Si­guien­do el pa­seo acér­ca­te has­ta la ba­se de al­gu­nos de es­tos gi­gan­tes de hor­mi­gón pa­ra com­pro­bar de cer­ca cuán mas­to­dón­ti­cas son la Jin­mao To­wer y el Shang­hai World Fi­nan­cial Cen­ter que, con sus 492 m, es el edi­fi­cio más al­to de Chi­na. Aun­que le que­da po­co pa­ra lu­cir esa me­da­lla, ya que en 2015 con­clui­rá la cons­truc­ción de su ve­ci­na y ri­val en su­per­la­ti­vos Shang­hai To­wer, que se­rá el se­gun­do más al­to del Mun­do.

Pe­ro Pu­dong no ter­mi­na aquí. Si te fi­jas en un ma­pa, la Cen­tury Ave­nue, cru­za en dia­go­nal el ba­rrio a lo lar­go de 6 km des­de la ba­se de la Orien­tal Pearl TV To­wer has­ta el fla­man­te Cen­tury Park. Si no quie­res an­dar tan­to, pue­des lle­gar al par­que en Me­tro (lí­nea 2; pa­ra­da: Cen­tury Park). Hay nu­me­ro­sas ac­ti­vi­da­des po­si­bles en el par­que apar­te del obli­ga­to­rio pa­seo en­tre al­men­dros. Pue­des re­mar en el la­go (5 €), re­co­rrer la zo­na en bi­ci­cle­ta (3,5 €), com­prar una co­me­ta e in­ten­tar ma­ne­jar­la (des­de 2 €), to­mar­te al­go en una de sus te­rra­zas o vi­si­tar el ve­cino Shang­hai Scien­ce & Tech­no­logy Museum (7 €. www.sstm.org.cn).

Mu­seo de His­to­ria de Shang­hai.

Ins­crip­cio­nes en

Cen­tury Park.

Ha­cien­do fo­tos los ras­ca­cie­los de Pu­dong.

Pa­seo flu­vial jun­to

al río Huang­pu.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.