La ciu­dad bur­gue­sa

deViajes - - DESTINO -

La Ave­ni­da Li­ber­da­de es la gran ca­lle del cen­tro de Lis­boa. Es un bu­le­var ar­bo­la­do en el que se pue­den en­con­trar al­gu­nos de los edi­fi­cios más no­bles, pa­la­ce­tes, ho­te­les, tea­tros y los co­mer­cios más lu­jo­sos. El ori­gen de es­ta ave­ni­da de 90 me­tros de an­cho y 1.100 me­tros de lar­go hay que bus­car­lo en la re­for­ma ur­ba­na pos­te­rior al te­rre­mo­to. El Mar­qués de Pom­bal dio la or­den de crear­la, aun­que no tal y co­mo la co­no­ce­mos aho­ra: en esa épo­ca era un pa­seo amu­ra­lla­do al que só­lo los adi­ne­ra­dos lis­boe­tas te­nías ac­ce­so.

El as­pec­to que hoy lu­ce es­te ave­ni­da te re­cor­da­rá a los Cam­pos Elí­seos de Pa­rís. Mien­tras que la cal­za­da es­tá cu­bier­ta de ado­qui­nes, las ace­ras y pa­seos pea­to­na­les es­tán de­co­ra­dos con el tí­pi­co em­pe­dra­do por­tu­gués, he­cho con pie­dras de di­fe­ren­tes co­lo­res crean­do pa­tro­nes de­co­ra­ti­vos. En la ace­ra pe­ga­da a las tien­das po­drás ver, aquí y en la ma­yor par­te de la ciu­dad, que los nom­bres de los co­mer­cios es­tán im­pre­sos en el sue­lo me­dian­te es­ta bo­ni­ta téc­ni­ca.

El pa­seo por el bu­le­var de la Ave­ni­da es un via­je por la his­to­ria de Por­tu­gal, a cu­yos gran­des hom­bres se de­di­can mo­nu­men­tos y es­ta­tuas. Por en­ci­ma de to­dos ellos des­ta­ca el om­ni­pre­sen­te Mar­qués de Pom­bal, cu­ya es­ta­tua subida a un pe­des­tal pre­si­de la pla­za que cie­rra la ave­ni­da Li­ber­da­de.

De­trás de la es­ta­tua se ex­tien­de la alfombra de cés­ped per­fec­ta­men­te cor­ta­do de los Jar­di­nes de Eduar­do VII. Des­de lo más al­to del par­que hay una bo­ni­ta pers­pec­ti­vas de la ciu­dad mo­der­na. A mano de­re­cha del par­que es­tá la Es­tu­fa Fría, un in­ver­na­de­ro de­di­ca­do las plan­tas tro­pi­ca­les pro­ce­den­tes de to­dos los rin­co­nes del mun­do.

Si con­ti­núas su­bien­do la co­li­na vas a dar con el Jar­dín Ama­lia Ro­dri­gues, un par­que nue­vo don­de hay una ex­ce­len­te te­rra­za bar-res­tau­ran­te al­re­de­dor de un es­tan­que, jun­to al que pue­des ver una de las em­ble­má­ti­ca es­cul­tu­ras del ar­tis­ta co­lom­biano Fer­nan­do Bo­te­ro.

Si­guien­do ha­cia el nor­te, y ca­si a la som­bra de un gran cen­tro co­mer­cial, vas a en­con­trar el Mu­seo Ca­lous­te Gul­ben­kian (Av. de Ber­na 45A. En­tra­da ge­ne­ral :4 €, www.mu­seu.gul­ben­kian.pt), que aco­ge la co­lec­ción par­ti­cu­lar de un hom­bre de ne­go­cios de ori­gen ar­me­nio que lle­gó a Lis­boa du­ran­te los agi­ta­dos años de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial.

La co­lec­ción del se­ñor Gul­ben­kian es­tá for­ma­da por 6.000 pie­zas y abar­can to­dos los pe­rio­dos de la his­to­ria y ti­pos de pie­zas. De los fon­dos ex­pues­tos des­ta­can los ob­je­tos de cul­tu­ras orien­ta­les, des­de Per­sia a Chi­na, pa­san­do por la In­dia, Tur­quía, Si­ria y el Cáu­ca­so.

La cul­tu­ra eu­ro­pea des­de la era me­die­val al si­glo XX tam­bién tie­nen su es­pa­cio pro­pio en la ex­po­si­ción, que cuen­ta con una im­por­tan­te co­lec­ción de pie­zas de or­fe­bre­ría art nou­veau fir­ma­da por Re­né La­li­que.

Si te gus­ta la ar­qui­tec­tu­ra del si­glo XX, te gus­ta­rá es­te mu­seo, cu­yas lí­neas sen­ci­llas se ca­mu­flan muy bien en el jar­dín en el que es­tá. Ca­si es­con­di­do en­tre la ve­ge­ta­ción en­con­tra­rás el CAM ( www.cam.gul­ben­kian.pt), Cen­tro de Ar­te Mo­der­na, ges­tio­na­do por la mis­ma fun­da­ción que el Gul­ben­kian. Las pie­zas ex­pues­tas abar­can la pri­me­ra mi­tad del si­glo XX, aun­que en las mues­tras tem­po­ra­les se pue­de dis­fru­tar tam­bién de pro­pues­tas de ar­tis­tas por­tu­gue­ses ac­tua­les.

Ba­jan­do ha­cia el cen­tro de nue­vo, por la Ave­ni­da An­tó­nio Au­gus­to Aguiar vas a lle­gar a la Ave­ni­da Fon­tes Pe­rei­ra de Me­lo don­de te to­pa­rás con al­gu­nos de los tra­ba­jos rea­li­za­dos den­tro del Pro­yec­to Crono, una ini­cia­ti­va pro­mo­vi­da por el ayun­ta­mien­to de Lis­boa, que in­vi­tó a 16 re­co­no­ci­dos ar­tis­tas ur­ba­nos a in­ter­ve­nir so­bre mu­ros y edi­fi­cios aban­do­na­dos. Los que es­tán en es­te lu­gar lle­van la fir­ma de tres gran­des: Blu, Os Ge­meos y Sam3.

Pa­ra ce­rrar es­te tour por la zo­na, pue­des echar un vis­ta­zo al Mer­ca­do do Pei­xe, en la rua Viei­ra da Sil­va, don­de las pes­ca­de­ras mues­tran or­gu­llo­sas a los vi­si­tan­tes las cap­tu­ras de ayer, que en unas ho­ras se­rán ser­vi­das de­bi­da­men­te gui­sa­das en los res­tau­ran­tes y ca­sas lis­boe­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.