Dis­fru­ta de la fu­sión in­dia y por­tu­gue­sa

deViajes - - PORTADA -

A580 km al sur de Bom­bay se en­cuen­tra el es­ta­do in­dio más pe­que­ño y prós­pe­ro de to­da la na­ción. Se tra­ta de Goa, el úl­ti­mo en in­cor­po­rar­se a la Unión In­dia, ha­ce aho­ra 52 años. Goa es una is­la cul­tu­ral den­tro del país. Los goa­nos son en su ma­yo­ri­ta­ria ca­tó­li­cos, mes­ti­zos de blan­co e in­dio e, in­clu­so, es muy fre­cuen­te ver có­mo mu­chas mu­je­res usan ro­pas oc­ci­den­ta­les en lu­gar del tí­pi­co sa­ri. Todo ello es fru­to de una lar­ga co­lo­ni­za­ción por­tu­gue­sa que empezó en 1510, cuan­do lle­gó a es­tas cos­tas la pri­me­ra ex­pe­di­ción de ma­ri­nos y co­mer­cian­tes lu­sos en su afán por con­tro­lar la ru­ta de las es­pe­cias.

El nor­te del es­ta­do es­tá lleno de re­sorts de pla­ya a los que acu­den du­ran­te el in­vierno tu­ris­tas del nor­te de Eu­ro­pa, hi­jos y nie­tos de los pri­me­ros hip­pies de los años se­sen­ta que en­con­tra­ron en es­tas her­mo­sas pla­yas del Mar de Ara­bia su pa­raí­so par­ti­cu­lar.

Pe­ro la ca­ra más au­tén­ti­ca de Goa hay que bus­car­la en sus ciu­da­des co­lo­nia­les, ubi­ca­das a la ori­lla del río Man­do­vi, y en las pla­yas si­tua­das al sur del río.

La ma­ne­ra más rá­pi­da de lle­gar des­de Bom­bay es en avión has­ta el ae­ro­puer­to de Da­bo­lim, a 29 km de Pa­na­ji o Pan­jim, la ca­pi­tal y pun­to de par­ti­da de es­ta ru­ta.

Pan­jim es di­fe­ren­te a lo vis­to en Bom­bay, me­nos caó­ti­co. La es­té­ti­ca por­tu­gue­sa de los edi­fi­cios ayu­da tam­bién a sen­tir­se más cer­ca de casa, igual que la abun­dan­te can­ti­dad de igle­sias con la que uno se va to­pan­do.

La más vi­si­ble es la de la In­ma­cu­la­da Con­cep­ción, en lo al­to de una co­li­na y to­tal­men­te en­ca­la­da, y de as­pec­to si­mi­lar a una tar­ta nup­cial. Es­ta igle­sia, cons­trui­da en 1541, fue un lu­gar im­por­tan­te an­ti­gua­men­te, ya que era el pri­mer lu­gar cris­tiano que se en­con­tra­ban los ma­ri­nos por­tu­gue­ses tras me­ses de tra­ve­sía des­de Lis­boa.

Du­ran­te el pa­seo por el cen­tro de Pan­jim vas a des­cu­brir edi­fi­cios por­tu­gue­ses con azu­le­jos co­mo los del Ins­ti­tu­to Me­ne­zes Bra­gan­za, aho­ra bi­blio­te­ca pú­bli­ca, o el edi­fi­cio del Se­cre­ta­ria­do, que fue la Casa del Go­ber­na­dor de la co­lo­nia has­ta la ocu­pa­ción in­dia del te­rri­to­rio. El Se­cre­ta­ria­do es­tá a la ori­lla del río Man­do­vi, don­de se pue­den ver los bar­cos-ca­sino y al­gu­nos de los cru­ce­ros que re­co­rren el río.

A ori­llas del arro­yo Ou­rem, an­tes de desem­bo­car en el Mon­do­vi, es­tá el ba­rrio de Fon­tain­has, for­ma­do por ca­lle­jue­las de ca­si­tas de co­lo­res y man­sio­nes co­lo­nia­les por­tu­gue­sas con­ver­ti­das en ho­te­les y res­tau­ran­tes.

A só­lo 9 km de Pan­jim, río aden­tro, es­tá la Old Goa, las rui­nas de la que fue gran ca­pi­tal de la in­dia por­tu­gue­sa has­ta que la ma­la­ria y el có­le­ra hi­cie­ron de es­ta un lu­gar in­ha­bi­ta- ble, aban­do­na­do en 1845. So­lo han lo­gra­do per­ma­ne­cer en pie las igle­sias y el Ar­co del Vi­rrey, puer­ta de en­tra­da a la ciu­dad des­de el em­bar­ca­de­ro.

La Vie­ja Goa lle­gó a su­mar 200.000 ha­bi­tan­tes y has­ta ella fue­ron los evan­ge­li­za­do­res de to­das las ór­de­nes re­li­gio­sas que le­van­ta­ron igle­sias ba­rro­cas dig­nas de es­tar en Eu­ro­pa. Una de es­tas ór­de­nes fue la de los Je­sui­tas, uno de cu­yos gran­des hom­bres y pa­trón de Goa, el na­va­rro San Fran­cis­co Ja­vier, con­ti­núa de cuer­po pre­sen­te en la Ba­sí­li­ca del Buen Jesús. Su cuer­po di­se­ca­do es­tá ex­pues­to den­tro de una ur­na de cris­tal que pre­si­de un mau­so­leo an­te el que siem­pre hay fie­les.

Ca­da 10 años, el 3 de di­ciem­bre, una pro­ce­sión so­lem­ne y ma­si­va re­co­rre el ca­mino que se­pa­ra la Ba­sí­li­ca de la Sé Ca­te­dral, la más gran­de de Asia, le­van­ta­da en 1562 por or­den del rey Don Sebastián de Por­tu­gal. Pre­ci­sa­men­te, la pró­xi­ma ci­ta con Fran­cis­co Ja­vier en las ca­lles de Goa se­rá en di­ciem­bre de 2014.

An­tes de vol­ver a tu ho­tel, no de­jes de vi­si­tar la Igle­sia de San Ca­ye­tano, ter­mi­na­da en 1661, cu­ya cú­pu­la es una ré­pli­ca en mi­nia­tu­ra de la de la Ba­sí­li­ca de San Pe­dro de Roma.

Pes­ca­do­res arre­glan­do las re­des en Goa.

Ba­rrio de Fon­tain­has, en Pan­jim.

Mer­ca­do de Pan­jim.

Ar­co del Vi­rrey.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.