MUY, MUY LE­JANO

deViajes - - MI VIAJE -

Pe­kín es una ciu­dad ma­ra­vi­llo­sa. Ha si­do in­creí­ble po­ner rumbo ha­cia el Le­jano Orien­te pa­ra ol­vi­dar la ru­ti­na dia­ria. He vi­si­ta­do la Ciu­dad Prohi­bi­da, el an­ti­guo Pa­la­cio Im­pe­rial, que hoy en día es un icono tu­rís­ti­co lleno de his­to­ria. Cuan­do pa­seas por aquí com­pren­des la gran­de­za de Chi­na, re­pre­sen­ta­da en es­cul­tu­ras co­mo la de la ima­gen, un dra­gón que sim­bo­li­za el po­der de los em­pe­ra­do­res.

Ra­quel Sebastián

Uno de los lu­ga­res im­pres­cin­di­bles en Chi­na es, sin du­da, recorrer una par­te de la Gran Mu­ra­lla. Co­mo sa­béis es in­abar­ca­ble, así que ten­dréis que ele­gir una de las cua­tro zo­nas que los via­je­ros sue­len fre­cuen­tar. Os re­co­mien­do co­ger un ta­xi pa­ra ir a la sec­ción de Ba­da­ling, así po­dréis vi­si­tar­la a pri­me­rí­si­ma ho­ra de la ma­ña­na, ca­si a so­las, y pa­sear du­ran­te, al me­nos, 3 ho­ras.

Fer­nan­do Gar­cía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.