Ar­gen­to­na

Una apues­ta por el ar­te y el agua

deViajes - - ESCAPADAS -

Aprin­ci­pios del si­glo XX, la bur­gue­sía bar­ce­lo­ne­sa con­vir­tió la co­mar­ca de El Ma­res­me en el top ten de los des­ti­nos tu­rís­ti­cos de la cos­ta. Les gus­ta­ba to­do de la zo­na: des­de las monta­ñas en­ca­jo­na­das en­tre la pla­ya has­ta los sua­ves pai­sa­jes de vi­ñe­dos que pro­du­cen los vi­nos de la D.O. de Ale­lla, unos cal­dos mi­le­na­rios que man­tie­nen una es­ca­sa pe­ro ex­clu­si­va pro­duc­ción.

Es­tos ri­cos ve­ra­nean­tes mol­dea­ron la vi­da de la co­mar­ca, pro­pi­cia­ron una bo­nan­za eco­nó­mi­ca e ini­cia­ron una re­vo­lu­ción ar­qui­tec­tó­ni­ca es­pe­cial­men­te in­tere­san­te en Ca­net de Mar, Ma­ta­ró y Ar­gen­to­na y en la que des­ta­ca un gran­de del mo­der­nis­mo ca­ta­lán: Jo­sep Puig i Ca­dal­fach.

En Ar­gen­to­na, el ar­tis­ta f i r ma la ca­pi­lla del San­tí­si­mo, en la igle­sia gó­ti­ca de San Ju­lián, y su pro­pia re­si­den­cia de verano. El ayun­ta­mien­to or­ga­ni­za una ru­ta guia­da pa­ra co­no­cer la ca­sa del ar­qui­tec­to y otras jo­yas mo­der­nis­tas, co­mo la Ca­sa Ga­rí, una an­ti­gua ma­sía ca­ta­la­na trans­for­ma­da en pa­la­cio no­bi­lia­rio.

Si pre­fie­res des­cu­brir­lo a tu ai­re, sube por las ca­lles Lla­dó y Sant Fe­rrán, o por el pa­seo Ba­ró de Vi­ver, y en­con­tra­rás un nú­cleo his­tó­ri­co lleno de en­can­to.

CON MÁS DE 200 FUEN­TES

Ta­lle­res in­fan­ti­les, ex­po­si­cio­nes, ci­ne so­bre ce­rá­mi­ca y has­ta una fies­ta pro­pia que se ce­le­bra el 4 de agos­to, coin­ci­dien­do con el Aplec, cuan­do Ar­gen­to­na agra­de­ce a San­to Do­min­go que les li­bra­ra de la pes­te que aso­ló la re­gión. És­tas son so­lo al­gu­nas de las sor­pre­sas que te es­pe­ran en el Mu­seo del Càn­tir (Pza. de la Igle­sia, 9. 93 797 21 52. En­tra­da: 3 €), un es­pa­cio de­di­ca­do a los bo­ti­jos y la al­fa­re­ría, en una lo­ca­li­dad con más de 200 fuen­tes. Ex­po­ne más de 3.000 pie­zas, des­de ejem­pla­res de la Edad de Bron­ce has­ta bo­ti­jos fir­ma­dos por Pi­cas­so. Du­ran­te más de 40 años Ar­gen­to­na y Ma­ta­ró –a 5 km– es­ta­ban uni­das por un tran­vía que fue tes­ti­go de mu­chas historias de amor en­tre ve­ci­nos de am­bas lo­ca­li­da­des. Cer­ca, en la pla­za No­va, en­con­tra­rás La Sa­la, un an­ti­guo ci­ne y tea­tro de es­té­ti­ca neo­clá­si­ca con­ver­ti­do en es­pa­cio es­cé­ni­co de la vi­lla.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.