Hay que ca­tar­lo

deViajes - - PORTADA -

Otra co­mar­ca del in­te­rior ta­rra­co­nen­se que co­lin­da con la pro­vin­cia de Llei­da es el Prio­rat, un lu­gar de oro­gra­fía si­nuo­sa que atrae ma­yo­ri­ta­ria­men­te a dos ti­pos de pú­bli­co: los mon­ta­ñe­ros y los aman­tes del buen vino. Em­pie­za por las monta­ñas acer­cán­do­te a la be­lla lo­ca­li­dad de Siu­ra­na, a la que se ac­ce­de por una ca­rre­te­ra en zig­zag des­de la ve­ci­na po­bla­ción de Cor­nu­de­lla de Mon­tsant.

Es­te nú­cleo ur­bano si­tua­do so­bre el pan­tano ho­mó­ni­mo y en­ca­ra­ma­do en lo al­to de una co­li­na de ris­cos im­pre­sio­nan­tes, fue el úl­ti­mo re­duc­to sa­rra­ceno en la re­co­nquis­ta de Ca­ta­lu­ña. Apar­te de una igle­sia ro­má­ni­ca del si­glo XII, de aque­llos tiem­pos so­lo que­dan al­gu­nos res­tos de lo que fue­ra la for­ta­le­za mu­sul­ma­na.

El ca­rác­ter épi­co de la Re­co­nquis­ta dio lu­gar a nu­me­ro­sas le­yen­das co­mo la de la Rei­na Mo­ra, se­gún la cual, an­te el avan­ce de los cris­tia­nos y vién­do­se aco­rra­la­da, la so­be­ra­na Ab­de­la­zia sal­tó por un pre­ci­pi­cio mon­ta­da en su ca­ba­llo. Las su­pues­tas hue­llas de las he­rra­du­ras cla­va­das en la ro­ca –de­ja­das por el cor- cel an­tes de lan­zar­se al va­cío– mar­can hoy el lu­gar lla­ma­do el Sal­to de la Rei­na Mo­ra.

Hoy Siu­ra­na es un lu­gar muy fre­cuen­ta­do por los es­ca­la­do­res: en las pa­re­des de pie­dra ca­li­za de la lo­ca­li­dad hay más de 1.200 vías de es­ca­la­da. Igual que ha­cen los es­ca­la­do­res, acér­ca­te has­ta el pin­to­res­co re­fu­gio de Siu­ra­na, que fue cons­trui­do en los años 30 apro­ve­chan­do una gru­ta na­tu­ral. Tie­ne una te­rra­ci­ta con vis­tas que qui­tan el hi­po. (Re­fu­gio Ci­riac Bo­net. Pla de la To­rre Al­ta, s/n).

EL ORI­GEN DEL NOM­BRE

Vuel­ve so­bre tus pa­sos por la ca­rre­te­ra de cur­vas que te con­du­jo a Siu­ra­na y bus­ca en el ma­pa la lo­ca­li­dad de Es­ca­la­dei, un lu­gar tam­bién muy vin­cu­la­do a la épo­ca de la Re­co­nquis­ta. Pa­ra afian­zar la fe cris­tia­na en la re­cién re­cu­pe­ra­da re­gión de Siu­ra­na, el rey Al­fon­so II, do­nó tie­rras a unos mon­jes fran­ce­ses pa­ra eri­gir la que se­ría la pri­me­ra car­tu­ja de la Pe­nín­su­la Ibé­ri­ca: la de San­ta Ma­ría de Sca­la Dei. Des­de ese mo­men­to los cin­co pue­blos de la co­mar­ca fue­ron so­me­ti­dos al do­mi­nio feu­dal del prior, en lo que pos­te­rior­men­te se de­no­mi­nó el Prio­rat.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.