‘En Cá­diz es­tá mi ca­sa, mi raíz’ Be­lin­da Gue­rre­ro

La cu­na mar­ca, y en el ca­so de Ro­sa­rio Flo­res no iba a ser me­nos. La ar­tis­ta pe­re­gri­na ca­da año a las pla­yas de Zaha­ra de los Atu­nes pa­ra to­mar un respiro y re­en­con­trar­se.

deViajes - - PASIÓN VIAJERA - RO­SA­RIO FLO­RES TEX­TO:

Ro­sa­rio Flo­res siem­pre es una bue­na apues­ta pa­ra los li­ne-up de los festivales que se pro­di­gan cuan­do aprie­ta la ca­ní­cu­la. Star­li­te es uno de los even­tos más es­pe­ra­dos pa­ra el mes de agos­to y la ar­tis­ta ma­dri­le­ña ya tie­ne re­ser­va­do el es­ce­na­rio pa­ra el día 16, don­de de­fen­de­rá su úl­ti­mo tra­ba­jo: Ro­sa­rio so­lo co­mo ella sa­be. Lo que es se­gu­ro es que en es­ta ga­la, que se ce­le­bra en Mar­be­lla, le acom­pa­ña­rán al­gu­nos de sus me­jo­res ami­gos so­bre las ta­blas, así que el show pro­me­te.

Se­gu­ro que du­ran­te el res­to del verano es­ta ar­tis­ta, úni­ca y vi­tal, que ya ha cum­pli­do el me­dio si­glo, ha­rá un hue­co pa­ra es­ca­par­se a su ca­si­ta en la cos­ta ga­di­ta­na. Ac­túas en Star­li­te un día an­tes que Tom Jo­nes. ¿Dón­de te lle­va­rías de mar­cha en Mar­be­lla a El ti­gre de Ga­les?

¡Me en­can­ta Tom Jo­nes! Pues iría con él a al­gún si­tio pri­va­do con ar­tis­tas fla­men­cos pa­ra que sin­tie­ra nues­tra ra­za. Es un ho­nor com­par­tir car­tel con él y con ar­tis­tas de la ta­lla de Pet Shop Boys o Ju­lio Igle­sias, en­tre otros. Star­li­te es un fes­ti­val úni­co al que ya tu­ve el pla­cer de asis­tir en su pri­me­ra edi­ción. Es­toy encantada con la idea de vol­ver a ac­tuar en un lu­gar que me ha mar­ca­do tan­to. Eres la au­to­ra de gran par­te de los te­mas de tu úl­ti­mo dis­co. ¿Has com­pro­ba­do

En Cal­cu­ta he re­ci­bi­do la lec­ción de hu­mil­dad más gran­de de mi vi­da

que exis­te al­gún lu­gar que te ins­pi­re más que otro a la ho­ra de com­po­ner? En cual­quier ciu­dad te pue­de lle­gar la ins­pi­ra­ción, pe­ro en una pla­ya con la lu­na y la bri­sa del mar se es­ta más co­nec­ta­da. Hay si­tios má­gi­cos pa­ra ca­da uno, bien por la be­lle­za del en­torno o por lo que sig­ni­fi­ca pa­ra ti. Mar­be­lla es un lu­gar es­pe­cial pa­ra mí, por­que he pa­sa­do mu­chos momentos ge­nia­les. Es­toy se­gu­ra de que el 16 de agos­to vol­ve­ré a vi­vir uno de ellos. Tie­nes cos­tum­bre de es­ca­par­te a las pla­yas ga­di­ta­nas, ¿qué tie­ne la cos­ta de Cá­diz que no ten­ga otro lu­gar? Ten­go mi ca­sa, mi raíz, la luz, el mar, la co­mi­da y la vi­da que tie­ne su gen­te. ¿Dón­de ha si­do el via­je en fa­mi­lia más di­ver­ti­do que has rea­li­za­do? Sin du­da, el que hi­ci­mos to­dos a Miami cuan­do se le hi­zo el ho­me­na­je a ma­má.

¿Y cuál es el que re­cuer­das con más ca­ri­ño cuan­do eras pe­que­ña? Fue la pri­me­ra vez que sa­lí de Es­pa­ña. Mi ma­dre nos lle­vó a mi her­mano An­to­nio y a mí ¡a Londres! Has ac­tua­do por to­do el mun­do. Pe­ro, ¿po­drías de­cir­nos en qué lu­gar has ofre­ci­do tu re­ci­tal más lo­co? To­dos los con­cier­tos lo son un po­co, pe­ro re­cuer­do co­mo una au­tén­ti­ca lo­cu­ra uno en el es­ce­na­rio del tea­tro Car­los Marx, en La Habana. Los cu­ba­nos son el pú­bli­co más ca­len­ti­to que he vis­to nun­ca. Miami es un des­tino pro­fe­sio­nal pa­ra los ar­tis­tas es­pa­ño­les. Cuan­do tie­nes un ra­to li­bre, ¿qué te gus­ta ha­cer aquí? Me en­can­ta el mo­vi­mien­to mu­si­cal que hay en la ur­be. Vi­ven mu­chos ar­tis­tas y me vuel­vo muy crea­ti­va. Me gus­ta mu­cho cu­rio­sear en las tien­das vin­ta­ge de la ciu-

Es­toy encantada con la idea de vo­ver a ac­tuar en el fes­ti­val ‘Star­li­te’ de Mar­be­lla

dad y acu­dir a los ba­res pa­ra es­cu­char mú­si­ca en di­rec­to. Te­ne­mos por cos­tum­bre acer­car­nos a un lo­cal que se lla­ma Ku­ka­ra­ma­ka­ra (Av­da. South Miami, 1250 y www.ku­ka­ra­ma­ka­ra.us). Con to­do lo que has via­ja­do pro­fe­sio­nal­men­te, ¿pue­des de­cir­nos cuál es el des­tino que más te ha im­pac­ta­do? Pue­do ase­gu­rar que la ciu­dad que más me ha im­pac­ta­do ha si­do Cal­cu­ta. En In­dia se sien­te la es­pi­ri­tua­li­dad por to­dos la­dos, son fe­li­ces con na­da. En es­te lu­gar he re­ci­bi­do la lec­ción de hu­mil­dad más gran­de de mi vi­da. Amas la mú­si­ca ne­gra, ¿en qué ciu­dad del mun­do crees que se pue­den es­cu­char los me­jo­res con­cier­tos soul? Es­ta co­rrien­te es­tá ya muy ex­ten­di­da por to­do el mun­do, aun­que me ima­gino que eli­gí­ria Nue­va York pa­ra dis­fru­tar de buenos con­cier­tos. Cui­das con gran es­me­ro tus l ooks. Se­gu­ro que pue­des de­cir­nos un buen lu­gar pa­ra ha­cer shop­ping... Ja, ja, ja... Esos son mis se­cre­tos, pe­ro sí os des­ve­lo que me en­can­tan los mer­ca­di­llos vin­ta­ge, es­pe­cial­men­te los que me en­cuen­tro por las ciu­da­des de Los Án­ge­les, Miami o Nue­va York.

DEVIAJES/AGOS­TO

109

La cos­ta de Cá­diz es el des­tino ve­ra­nie­go de

la fa­mi­lia Flo­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.