Esen­cia me­xi­ca­na

La ca­pi­tal del Es­ta­do te fas­ci­na­rá por su au­ten­ti­ci­dad y am­bien­te

deViajes - - RUTA -

Es­ta lo­ca­li­dad da nom­bre a to­do el es­ta­do por ser la pri­me­ra ur­be fun­da­da por Her­nán Cor­tes. En ella se cons­tru­yó el primer puer­to más im­por­tan­te del Nue­vo Mun­do y por el que se­ría co­no­ci­da como la “Puer­ta de Mé­xi­co al Mun­do”.

La ciu­dad se ex­tien­de a ori­llas del Gol­fo de Mé­xi­co, a lo lar­go de más de 5 km de bu­le­var. Em­pie­za en el ma­le­cón del cas­co his­tó­ri­co y fi­na­li­za en Bo­ca del Río, don­de se ha co­men­za­do a le­van­tar la nue­va y mo­der­na ciu­dad de Ve­ra­cruz, con cen­tros co­mer­cia­les, com­ple­jos ho­te­le­ros, apar­ta­men­tos de lu­jo y el Country Club cam­po de golf de Pun­ta Ti­bu­rón ( www. pun­ta­ti­bu­ron.com).

Al prin­ci­pio de Bo­ca del Río pue­des vi­si­tar la Ca­si­ta Blan­ca (Bu­le­var Adolfo Ruiz Cor­ti­nez s/n), la ca­sa-mu­seo del com­po­si­tor Agus­tín Lara. A Mé­xi­co le de­jó pie­zas como Amor de mis amo­res, No­che de ron­da o So­la­men­te una vez; a Es­pa­ña; Granada y a la ca­pi­tal, el cho­tis Ma­drid. Tam­bién pue­des pa­sear por la Hua­ca, el ba­rrio que le vio na­cer y don­de se le­van­ta una es­cul­tu­ra del maes­tro con la que era su mu­sa, To­ña la Ne­gra.

Y como tie­nes mu­cho que ver y des­cu­brir en es­ta her­mo­sa e his­tó­ri­ca ciu­dad, te re­co­men­da­mos que lo ha­gas des­pués de dis­fru­tar de un de­li­cio­so y con­tun­den­te desa­yuno en el Gran Ca­fé de la Pa­rro­quia ( www.la­pa­rro­quia­de­ve­ra­cruz.com), fun­da­do en 1808. Pi­de una infusión con le­che acom­pa­ña­da de un ju­go de fru­tas, ca­ni­llas dul­ces y un pla­ti­llo vo­la­dor (hue­vos con ja­la­pe­ños y fri­jo­les) por 5 €.

Y una vez re­pues­tas las fuer­zas, acér­ca­te has­ta el Fuer­te de San Juan de Ulúa (en­tra­da: 3,5 €), a unos 3 km del cen­tro. Pue­des ir ca­mi­nan­do o to­mar una bar­ca que sa­le del mue­lle fren­te al fa­ro de Ve­nus­tiano Ca­rran­za (te cos­ta­rá 4 €). Es­te for­tín fue cons­trui­do, po­cos años des­pués de la Con­quis­ta, y tras mu­chos ava­ta­res his­tó­ri­cos ha si­do re­con­ver­ti­do en mu­seo y es­ce­na­rio de pe­lí­cu­las.

Otro de los ves­ti­gios de la épo­ca de los con­quis­ta­do­res es el Ba­luar­te de San­tia­go, úni­co res­to de lo que fue la mu­ra­lla de­fen­si­va que ro­dea­ba Ve­ra­cruz pa­ra re­pe­ler el ata­que de los pi­ra­tas in­gle­ses de Fran­cis Dra­ke. Su in­te­rior al­ber­ga la ex­po­si­ción de las Jo­yas del Pes­ca­dor (pre­cio: 3 €), un bo­tín en­con­tra­do fren­te a las cos­tas ve­ra­cru­za­nas por un ex­po­lia­dor.

Mo­nu­men­to al com­po­si­tor Agus­tín Lara.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.