LAN­ZAS Y FU­SI­LES DE ASAL­TO

deViajes - - DOSSIER -

A par­tir de Mi­zan Te­fe­ri el pai­sa­je vuel­ve a cam­biar y co­mien­zan los bos­ques de mon­ta­ña has­ta ini­ciar el des­cen­so a Di­ma. Pa­sa­mos de los 1.450 m de al­ti­tud en Mi­zan a los 600 de Di­ma. No po­día creer que en tan po­cos ki­ló­me­tros exis­tie­ra un cam­bio ét­ni­co tan drás­ti­co: de la et­nia oro­mo a los sur­ma. Es­bel­tos cuer­pos pin­ta­dos y des­nu­dos o con una li­ge­ra tú­ni­ca azul, apa­re­cen con los re­ba­ños. Es un sal­to en el tiem­po, un au­tén­ti­co via­je al pa­sa­do. Ha­ce años que sue­ño con po­der con­vi­vir y fo­to­gra­fiar a es­te pue­blo: sue­ño con­ver­ti­do en reali­dad. Los to­do­te­rreno nos han acer­ca­do has­ta una de las zo­nas más in­tere­san­tes pa­ra po­der dis­fru­tar del mo­do de vida tra­di­cio­nal de es­te pue­blo. He­mos te­ni­do suer­te, ya que no ha llo­vi­do por la ma­ña­na: de lo con­tra­rio los vehícu­los no hu­bie­sen po­di­do tre­par has­ta la si­guien­te al­dea.Va­rios guías sur­ma ar­ma­dos con ka­lash­ni­kov nos con­du­cen has­ta el je­fe del po­bla­do. Des­pués de ne­go­ciar nues­tra en­tra­da en su te­rri­to­rio, em­pe­za­mos la as­cen­sión por las mon­ta­ñas. La tem­pe­ra­tu­ra ha subido has­ta los 36ºC y el ca­lor nos lle­va al lí­mi­te de nues­tras fuer­zas.

Mu­chos sur­ma van ar­ma­dos con fu­si­les AK-47, los fa­mo­sos ka­lash­ni­kov.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.