UNAS VA­CA­CIO­NES

¡Bien­ve­ni­do al úni­co pue­blo de nues­tra geo­gra­fía don­de es­tá prohi­bi­do ha­blar es­pa­ñol! Con el pro­gra­ma de in­mer­sión lingüística de Di­ver­bo, me­jo­ra­rás tu in­glés en so­lo ocho días.

deViajes - - AGENDA MAYO -

Ees­te año, el in­glés de­ja­rá de ser tu asig­na­tu­ra pen­dien­te. So­lo ne­ce­si­tas ocho días pa­ra par­ti­ci­par en la ex­pe­rien­cia de in­mer­sión lingüística Pue­blo In­glés Di­ver­bo. ¿Las cla­ves de su éxi­to? Quin­ce ho­ras al día du­ran­te ocho jor­na­das vi­vien­do, pen­san­do e in­clu­so so­ñan­do en in­glés. Es de­cir, una ex­pe­rien­cia de in­mer­sión to­tal en el idio­ma don­de es­ta­rás ro­dea­do de na­ti­vos pro­ce­den­tes de to­dos los rin­co­nes del mun­do. ¡Y to­do ello sin sa­lir de Es­pa­ña!

LU­GA­RES CON EN­CAN­TO

Pue­blo In­glés Di­ver­bo se desa­rro­lla en 18 en­cla­ves de en­sue­ño de nues­tra geo­gra­fía, lu­ga­res tran­qui­los al­go ale­ja­dos de la lo­ca­li­dad más pró­xi­ma. Sa­la­man­ca, Jaén, Ávila, Llei da, Cór­do­ba, Cá­ce­res, Ta­rra­go­na, Granada, Cá­diz... To­dos ellos dis­po­nen de ex­tra­or­di­na­rias ins­ta­la­cio­nes y una cui­da­da co­ci­na. Una vez allí, los par­ti­ci­pan­tes ten­drán una agen­da re­ple­ta de ac­ti­vi­da­des pen­sa­da pa­ra que la in­mer­sión en el idio­ma sea to­tal. Los re­sul­ta­dos ha­blan por sí so­los: ga­na­rás en com­pren­sión, al po­der prac­ti­car Pue­blo In­glés cuen­ta tam­bién con cam­pa­men­tos de ve­rano pa­ra ni­ños (Kids, de 7 a 12 años) y ado­les­cen­tes (Teens, de 13 a 17). La con­vi­ven­cia du­ran­te ocho días con chi­cos de sus mis­mas eda­des y an­glo­par­lan­tes de va­rias na­cio­na­li­da­des se con­ver­ti­rá en una ex­pe­rien­cia muy en­ri­que­ce­do­ra y edu­ca­ti­va que cam­bia­rá su ni­vel de in­glés pa­ra siem­pre. pue­bloin­gles­ve­rano.es Tel.: 915 349 865. el idio­ma ex­po­nién­do­te a un in­glés real con per­so­nas de di­fe­ren­tes acen­tos; te lan­za­rás a ha­blar en in­glés, per­de­rás el mie­do a no en­ten­der y a equi­vo­car­te; lle­ga­rás a pen­sar en in­glés y a re­du­cir el tiem­po de tra­duc­ción men­tal an­tes de co­mu­ni­car una idea. Es de­cir, con­se­gui­rás ex­pre­sar na­tu­ral­men­te lo que quie­res con­tar. Y, so­bre to­do, con­vi­vi­rás con na­ti­vos de di­fe­ren­tes lu­ga­res del mun­do y otras per­so­nas en tu mis­ma si­tua­ción, lo que re­pre­sen­ta to­da una ex­pe­rien­cia cul­tu­ral y vi­tal. ¿Ne­ce­si­tas más mo­ti­vos?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.