¿Surf o wind­surf?

deViajes - - PORTADA MALDIVAS -

Las Mal­di­vas en­car­nan el pa­raí­so te­rre­nal, ese lu­gar del que un día el hom­bre fue ex­pul­sa­do y al que nun­ca más pu­do vol­ver… has­ta que se in­ven­tó el tu­ris­mo. Hoy es­te pe­que­ño país tie­ne to­dos esos pai­sa­jes que nos vie­nen a la ca­be­za cuan­do pen­sa­mos en la pla­ya per­fec­ta. Un lu­gar don­de una ha­ma­ca, unas ga­fas de bu­cear y un ba­ña­dor son to­do lo que uno ne­ce­si­ta pa­ra eva­dir­se del mundanal rui­do.

Pe­ro con­tra­ria­men­te a lo que su­ce­de en Mauricio o Sey­che­lles –tam­bién si­tua­das en el Océano Ín­di­co–, Mal­di­vas tie­ne una es­truc­tu­ra tu­rís­ti­ca muy dis­tin­ta.

La par­ti­cu­la­ri­dad es que exis­te una es­tric­ta se­pa­ra­ción en­tre las zo­nas tu­rís­ti­cas y las zo­nas ha­bi­ta­das por la po­bla­ción lo­cal. Y de­ci­mos “es­tric­ta se­pa­ra­ción” en el sen­ti­do más li­te­ral de las pa­la­bras.

Es­te país se com­po­ne de 1.190 is­las co­ra­li­nas re­par­ti­das en unos 26 ato­lo­nes; de he­cho el pro­pio nom­bre de Mal­di­vas, que pro­vie­ne del sáns­cri­to, sig­ni­fi­ca mil (mal) is­las (di­vas). De esas 1.190 is­las so­lo 200 es­tán ha­bi­ta­das: 110 por los au­tóc­to­nos y las res­tan­tes 90 es­tán ocu­pa­das, ex­clu­si­va­men­te, por re­sorts.

En las is­las ha­bi­ta­das por los lo­ca­les ape­nas hay in­fra­es­truc­tu­ras tu­rís­ti­cas, ello sig­ni­fi­ca que cuan­do te de­ci­das por Mal­di­vas como lu­gar de va­ca­cio­nes, tu pri­me­ra preo­cu­pa­ción se­rá por cuál de las 90 is­las-re­sort res­tan­tes te de­can­tas. Como ve­rás, la ofer­ta es am­plia y muy ten­ta­do­ra, así que la elec­ción no te se­rá fá­cil.

SIEM­PRE CON VIS­TAS AL MAR

En un país en el que el 99% del te­rri­to­rio na­cio­nal es agua, no es de ex­tra­ñar que ya des­de el prin­ci­pio de los tiem­pos los mal­di­via­nos fue­ran ex­ce­len­tes ma­ri­nos. En un ma­nus­cri­to de un his­to­ria­dor ro­mano del si­glo II a.C ya se cuen­ta la lle­ga­da de una de­le­ga­ción de Mal­di­vas a la mis­mí­si­ma Roma pa­ra ren­dir ho­no­res y ofre­cer pre­sen­tes al em­pe­ra­dor Ju­liano.

Hoy en día, ca­si 2.000 años des­pués, la pes­ca si­gue sien­do –des­pués del tu­ris­mo– el prin­ci­pal mo­tor eco­nó­mi­co de las is­las. Pa­ra el vi­si­tan­te, cla­ro es­tá, la ma­yor par­te de ac­ti­vi­da­des que pue­den rea­li­zar­se en Mal­di­vas, tie­nen tam­bién el lí­qui­do ele­men­to como pro­ta­go­nis­ta.

Pa­ra em­pe­zar con uno de los de­por­tes más po­pu­la­res: apún­ta­te a ca­bal­gar las olas del Ín­di­co so­bre una ta­bla de surf o de wind-surf.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.