EX­CUR­SIO­NES

deViajes - - RUTA -

Si en Lau­san­ne aún te que­da tiem­po li­bre pue­des po­ner rum­bo al oes­te, en di­rec­ción a Ginebra. Pa­sa­dos 12 km, es­ta­rás en Mor­ges. Es­ta bo­ni­ta lo­ca­li­dad cuen­ta con un pre­cio­so castillo del si­glo XIII si­tua­do a ori­llas del la­go Le­mán. Una vez ha­yas ad­mi­ra­do sus to­rres ci­lín­dri­cas, pue­des vi­si­tar su igle­sia y el Hô­tel de Vi­lle. Otra atrac­ción es el Ale­xis Fo­rel Mu­seum, en un edi­fi­cio his­tó­ri­co de la ciu­dad, que aco­ge una co­lec­ción de mu­ñe­cas y ju­gue­tes así co­mo un con­jun­to de mue­bles del si­glo XVI y XIX. Tam­bién en di­rec­ción oes­te es­tá Ro­main­mô­tier (a 26 km), un pue­blo for­ti­fi­ca­do, que tie­ne una es­pec­ta­cu­lar aba­día clu­nia­cen­se. Es­ta fue eri­gi­da en el año 1030 con los res­tos de dos igle­sias pa­leo­cri­tia­nas. No te pier­das sus bo­ni­tos fres­cos y los púl­pi­tos, del si­glo VIII. Co­mo po­drás com­pro­bar Flon ha su­fri­do una pro­fun­da me­ta­mor­fo­sis en la que los vie­jos al­ma­ce­nes de­ci­mo­nó­ni­cos –jun­to con otras es­truc­tu­ras de nue­va cons­truc­ción– al­ber­gan aho­ra una ex­ten­sa ofer­ta cul­tu­ral, gas­tro­nó­mi­ca y de ocio. Va­rios ar­tis­tas han do­mi­ci­lia­do aquí sus ta­lle­res, lu­ga­res siem­pre en efer­ves­cen­cia crea­ti­va don­de se tra­ba­ja e im­par­ten cur­sos; en­tre ellos es­tán el de Arik. F. Pal­mer (rue de Ge­nè­ve, 21) y el de Jac­ques Walt­her (pla­ce de l’Eu­ro­pe, 8). Tam­bién las ga­le­rías de ar­te tie­nen mu­cha pre­sen­cia. Es­pa­ce Abstract es la que reúne ma­yor di­ver­si­dad (rue de Ge­nè­ve, 21. www.abstract.li).

Las com­pras son otro de l os gran­des atrac­ti­vos en Flon ya que aquí se en­cuen­tran al­gu­nas tien­das es­pe­cia­li­za­das que bien me­re­cen una vi­si­ta. La Mai­lle Au Tré­sor, re­gen­ta­da por un res­tau­ra­dor de mue­bles y ob­je­tos an­ti­guos, es­tá con­sa­gra­da a las ma­le­tas y los baú­les vin­ta­ge. (rue de Ge­nè­ve, 21. www.la-ma­lle-au-tre­sor. ch). Tam­bién in­tere­san­tes son Mix-Ima­ge, de­di­ca­da a los có­mics y vi­deo­jue­gos, y 242 Shop, es­pe­cia­li­za­da en ma­te­rial pa­ra ska­ters ( www.242shop.ch).

Flon es tam­bién un lu­gar en el que de­jar­se caer cuan­do l l ega l a no­che. Aquí se en­cuen­tra un lo­cal de ocio noc­turno le­gen­da­rio –¡y de cua­tro pi­sos!– el MAD Club, eri­gi­do co­mo tem­plo de la mú­si­ca elec­tró­ni­ca ha­ce más de 20 años ( www.mad. ch). Si pre­fie­res sim­ple­men­te to­mar­te una co­pa con bue­na mú­si­ca de fon­do di­rí­ge­te al co­lo­ris­ta Les Ar­ches, si­tua­do ba­jo los ar­cos del Grand Pont ( www.le­sar­ches.ch).

DÍAS DE MERCADO

Pa­ra co­no­cer la Lau­san­ne más clá­si­ca tie­nes que per­der­te por el tra­za­do pea­to­nal que se ex­tien­de al­re­de­dor de pla­zas co­mo la de la Ri­pon­ne, la Pa­lud o de la Lou­ve. Dos días a l a se­ma­na, l os mar­tes y l os miér­co­les, es­tos ca­lle­jo­nes f l an­quea­dos por bom­bo­ne­rías, tien­das de mo­da, ca­fés y co­mo no, re­lo­je­rías, ce­den el es­pa­cio a los gran­je­ros lo­ca­les, quie­nes mon­tan su mercado de pro­duc­tos fres­cos al ai­re li­bre. Re­sul­ta cu­rio­so que, sin ape­nas des­pla­zar­te, pue­das igual com­prar­te un Rolex que un ki­lo de pa­ta­tas.

En lo al­to del cas­co an­ti­guo se le­van­ta to­do un co­lo­so, la Ca­te­dral, una ra­re­za en una ciu­dad que no es­tá acos­tum­bra­da a las obras ar­qui­tec­tó­ni­cas de gran ta­ma­ño. Se le­van­tó en­tre los si­glos XII y XIII y es la ma­yor obra del ar­te gó­ti­co en Sui­za. Un con­se­jo: no de­jes de su­bir las 160 es­ca­le­ras que con­du­cen a la to­rre del cam­pa­na­rio pa­ra ver de cer­ca su in­trin­ca­da ar­qui­tec­tu­ra y sus gro­tes­cas es­cul­tu­ras.

Pie­za de l'Her­mi­ta­ge.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.