Do­mi­ci­lio de fa­mo­sos

deViajes - - RUTA -

No muy le­jos de Lau­san­ne y ben­de­ci­da por el mis­mo te­lón de fon­do de los Al­pes re­fle­ján­do­se en el la­go Ginebra, es­tá la ele­gan­te Mon­treux. Si Lau­san­ne se pu­so en los ma­pas con su pro­cla­ma­ción co­mo Ca­pi­tal Olím­pi­ca, a Mon­treux se la co­no­ce a ni­vel mun­dial por su pres­ti­gio­so Fes­ti­val de Jazz, uno de los im­pres­cin­di­bles en el cir­cui­to in­ter­na­cio­nal de es­te ti­po de mú­si­ca.

Igual que su­ce­dió con otras ciu­da­des a ori­llas del la­go, tam­bién Mon­treux fue ad­mi­ra­da por los eru­di­tos del pa­sa­do, quie­nes en­con­tra­ron en sus sua­ves pai­sa­jes vi­ti­vi­ní­co­las y en el es­pec­ta­cu­lar Castillo de Chi­llon, abun­dan­te ma­te­rial de ins­pi­ra­ción pa­ra sus obras. Cha­plin o Freddy Mer­cury fue­ron sus ve­ci­nos, y tam­bién Jea­nJac­ques Rous­seau, quien si­tuó en es­ta lo­ca­li­dad la ac­ción de su li­bro epis­to­lar La Nue­va Eloí­sa (1761). Lord By­ron ha­bló de la for­ta­le­za en su no­ve­la El pri­sio­ne­ro de Chi­llon (1816), y pin­to­res co­mo Cour­bet y De­la­croix plas­ma­ron en sus lien­zos los im­po­nen­tes per­fi­les de es­te castillo sus­pen­di­do en el la­go que hoy si­gue sien­do la estrella de la ciu­dad.

Pa­ra vi­si­tar el Castillo de Chi­llon te re­co­men­da­mos que te ha­gas con una au­dio­guía, ya que es­te lu­gar tie­ne mu­chí­si­mas his­to­rias y se­cre­tos que de lo con­tra­rio te pa­sa­rán por al­to. Te avan­za­mos al­gu­nos: en los só­ta­nos del castillo se pue­de ver la mis­mí­si­ma fir­ma de Lord By­ron gra­ba­da en la pie­dra de una co­lum­na. Pe­ro hay mu­chas otras cu­rio­si­da­des, co­mo las pin­tu­ras de ani­ma­les exó­ti­cos en las pa­re­des de los apo­sen­tos del du­que de Sa­bo­ya o una puer­ta es­con­di­da que con­du­ce a su dis­cre­to… re­tre­te pri­va­do. (Av. de Chi­llon, 21. En­tra­da: 12 €. Au­dio­guía: 6 €. www.chi­llon.ch).

VI­NOS Y BO­DE­GAS

Co­mo ha­brás vis­to, las sua­ves co­li­nas que ara­zan Mon­treux y que se ex­tien­den has­ta la ve­ci­na Lau­san­ne es­tán to­tal­men­te ta­pi­za­das por vi­ñe­dos que lle­gan has­ta la mis­mí­si­ma ori­lla del la­go. Se tra­ta de la pres­ti­gio­sa zo­na vi­ní­co­la de La­vaux, don­de se ela­bo­ra un ex­qui­si­to vino blan­co que es me­jor com­prar y de­gus­tar aquí, pues no es fá­cil en­con­trar­lo fue­ra de las fron­te­ras del país. Un da­to: aun­que po­co co­no­ci­do, el vino sui­zo no es al­go nue­vo. Ya los ro­ma­nos tra­je­ron las pri­me­ras ce­pas a es­ta zo­na, y tras ellos los mon­jes Be­ne­dic­ti­nos y Cis­ter­cien­ses se en­car­ga­ron de mo­de­lar un pai­sa­je que hoy se cuen­ta en­tre el Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad por la UNES­CO.

Si te ape­te­ce pro­bar es­tos cal­dos, en la zo­na hay va­rias bo­de­gas que rea­li­zan ca­tas y que ven­den al de­tall. Una de ellas es­tá en el mis­mo Castillo de Chi­llon, el Clos de Chi­llon, que des­de 2011 ha re­cu­pe­ra­do la tra­di­ción vi­ti­ní­co­la de es­te lu­gar (bo­te­llas des­de 19 €).

Otra bo­de­ga a la que te pue­des acer­car es Au Clos de la Re­pu­bli­que, en la lo­ca­li­dad de Epes­ses, cu­yos blan­cos han si­do ga­lar­do­na­dos va­rias ve­ces en con­cur­sos in­ter­na­cio­na­les (Bo­te­llas des­de 5 €. Rue­lle du Pe­tit-Crêt. www.fon­ja­llaz.in­fo). Un úl­ti­ma re­co­men­da­ción, en el pue­blo de Lutry, es el Do­mai­ne du Da­ley, una pro­pie­dad his­tó­ri­ca que vie­ne ela­bo­ran­do vino des­de 1392.

Ar­di­llas en los al­re­de­do­res de Mon­treux.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.