Tra­di­ción cer­ve­ce­ra

deViajes - - RUTA -

Pil­sen (en che­co Pl­zen) de­be mu­cha de su ri­que­za ar­qui­tec­tó­ni­ca y de su en­tra­ma­do ur­bano a la ela­bo­ra­ción de la cer­ve­za. Es­ta tra­di­ción vie­ne per­pe­tuán­do­se en la ciu­dad des­de fi­na­les del si­glo XIII, cuan­do el Rey Wen­ces­lao II otor­gó va­rias li­cen­cias pa­ra fa­bri­car cer­ve­za ex­clu­si­va­men­te a 257 fa­mi­lias de Pil­sen. De aque­llos pri­me­ros tiem­pos en los que ca­da ho­gar co­cía su pro­pia ce­ba­da, se con­ser­va un com­ple­jo en­tra­ma­do de sub­te­rrá­neos ¡ex­ca­va­dos a mano!, que en la épo­ca me­die­val sir­vie­ron co­mo cá­ma­ras de fer­men­ta­ción del pre­cia­do bre­ba­je. Se han re­cu­pe­ra­do has­ta 14 ki­ló­me­tros de pa­sa­jes, sa­las y de­pó­si­tos, que co­mo un in­men­so hor­mi­gue­ro re­co­rren to­do el cas­co an­ti­guo de la ciu­dad. La vi­si­ta te re­sul­ta­rá muy ins­truc­ti­va pa­ra en­ten­der có­mo fue la vi­da en el medievo y pa­ra co­no­cer qué des­tino tu­vie­ron es­tas ga­le­rías en tiem­pos de gue­rra.

MAR­CHA BA­JO TIE­RRA

Una cu­rio­si­dad: aquí, ba­jo tie­rra, se abrie­ron en épo­ca me­die­val al­gu­nas tas­cas clan­des­ti­nas, lu­ga­res en los que se­guían sir­vien­do ron­das por las no­ches mu­cho des­pués de que hu­bie­ran ce­rra­do el res­to de ta­ber­nas en el ex­te­rior (en­tra­da: 4,50 €. Ve­les­la­ví­no­va, 6. www. plzens­ke­pod­ze­mi.cz. Un con­se­jo prác­ti­co: tráe­te al­gu­na pren­da de abri­go, pues la tem­pe­ra­tu­ra ron­da los 10 ºC).

En el mis­mo edi­fi­cio que al­ber­ga la en­tra­da a los sub­te­rrá­neos his­tó­ri­cos se ubi­ca el Mu­seo de la Cer­ve­ce­ría. En él po­drás apren­der, por ejem­plo, las ca­rac­te­rís­ti­cas del ti­po de cer­ve­za pil­se­ner, hoy mun­dial­men­te ex­ten­di­do y que to­mó el nom­bre –co­mo ya ha­brás adi­vi­na­do– de es­ta ciu­dad (en­tra­da: 3 €).

An­tes de con­ti­nuar con la ru­ta, co­ge fuer­zas en el ve­cino Na Par­ká­nu (Ve­les­la­ví­no­va, 4.

00 420 377 32 44 85. Pla­tos: des­de 4 €. www.na­par­ka­nu.com), un res­tau­ran­te si­tua­do en un vie­jo al­ma­cén de mal­ta del si­glo XIX. Aquí sir­ven re­ce­tas clá­si­cas co­mo el co­di­llo con cer­ve­za o el pa­to asa­do con kned­lík, una es­pe­cie de ma­sa he­cha de pa­ta­ta o mi­ga de pan que acom­pa­ña a ca­si to­dos los pla­tos che­cos.

Pla­to del res­tu­ran­te Na Par­ká­nu.

Sa­la de la cer­ve­ce­ra Pils­ner Ur­quell.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.