Con aro­ma a mar

deViajes - - PORTADA -

En Ca­ta­lu­ña hay un di­cho que re­za: en el pot pe­tit hi ha la bo­na con­fi­tu­ra (en el bo­te pe­que­ño es don­de es­tá la bue­na con­fi­tu­ra). Es al­go que po­dría apli­car­se a la D.O. Ale­lla, una de las más re­du­ci­das del país.

Em­pie­za co­no­cien­do Ale­lla, el pue­blo que da nom­bre a la D.O. Tie­ne mu­cho en­can­to. Apre­cia­rás que, aun­que no da di­rec­ta­men­te al mar, lo pa­re­ce, por­que sus ha­bi­tan­tes vi­ven en cons­tan­te con­tac­to con él. Es­te es un buen mo­men­to pa­ra ir, por­que del 18 de se­tiem­bre al 4 de oc­tu­bre se ce­le­bra la VI Se­ma­na del Vino aun­que, en reali­dad, hay ac­ti­vi­da­des enotu­rís­ti­cas du­ran­te to­do el año. Si vas con ni­ños, con­sul­ta la web del ayun­ta­mien­to ( www.ale­lla.cat), que or­ga­ni­za ta­lle­res eno­ló­gi­cos in­fan­ti­les.

El pa­seo por su cen­tro es muy agra­da­ble. En­tra en Xa­rel.lo (Ram­bla Gui­me­rà, 30), un col­ma­do en el que en­con­tra­rás to­dos los vi­nos D.O. de Ale­lla. Al la­do, un buen si­tio don­de co­mer: el res­tau­ran­te Ale­lla Vi­ní­co­la (Ram­bla Gui­me­rà, 62). Es tam­bién bo­de­ga y tien­da de vi­nos. Des­de el pue­blo hay va­rias ru­tas or­ga­ni­za­das por el Ayun­ta­mien­to. Una muy in­tere­san­te es la que re­co­rre el valle de Rials (du­ra una ho­ra y me­dia) y des­cu­bre va­rios vi­ñe­dos. Otra, en el nú­cleo ur­bano, par­te de Can Lleo­nart ha­cia el ca­mino de Mar­to­re­lles y pa­sa por ca­sas im­pre­sio­nan­tes.

Des­de Ale­lla, va­le la pe­na pro­gra­mar una es­ca­pa­da a dos pue­blos ve­ci­nos: Vi­las­sar de Mar y Arenys de Mar (si­gue la C-32). En el pri­me­ro, des­cu­bri­rás un sor­pren­den­te pa­sa­do mo­der­nis­ta. Ade­más, no te pier­das en pleno cen­tro la ta­ber­na y tien­da Es­pi­na­ler (Ca­mí Ral, 1), con ta­pas bue­ní­si­mas y con­ser­vas de gran ca­li­dad. Por su par­te, Arenys es uno de los puer­tos más im­por­tan­tes de Ca­ta­lu­ña y ofre­ce una gran va­rie­dad de ac­ti­vi­da­des náu­ti­cas ( www.vi­si­ta­renys.com). Ade­más, una de sus jo­yas es su ce­men­te­rio: de los más bo­ni­tos de Ca­ta­lu­ña y con un pa­sa­do li­te­ra­rio de ca­la­do.

HA­CIA EL IN­TE­RIOR

Des­pués, si­gue la C-60 ha­cia el Va­llès Orien­tal. La pri­me­ra pa­ra­da es Sant Pere de Vi­la­ma­jor. Es­te pe­que­ño pue­blo apos­tó ha­ce tiem­po por el ar­te y con­vir­tió la an­ti­gua rec­to­ría en un ta­ller y ga­le­ría. Acu­den ar­tis­tas de to­do el mun­do y sus obras se re­par­ten por el pue­blo. In­clu­so en la igle­sia, don­de mu­cha gen­te va a ca­sar­se ex­pre­sa­men­te por su ori­gi­na­li­dad. Des­pués, si­gue has­ta Car­de­deu (a unos 10 ki­ló­me­tros). Era un an­ti­guo des­tino va­ca­cio­nal de la bur­gue­sía bar­ce­lo­ne­sa, de lo que ha que­da­do una he­ren­cia mo­der­nis­ta im­por­tan­te. Por cier­to, que la ciu­dad re­cuer­da es­te pa­sa­do con la fies­ta Es­ce­nas de veraneo, el pri­mer fin de se­ma­na de oc­tu­bre.

Va­le tam­bién la pe­na se­guir al­gu­na de las ru­tas mo­der­nis­tas or­ga­ni­za­das por el Ayun­ta­mien­to. Sa­len del mu­seo Ar­xiu To­màs Bal­vey que, ade­más, es una vi­si­ta in­tere­san­te. En él des­cu­bri­rás la an­ti­gua Far­ma­cia Bal­vey, una de las pri­me­ras que abrie­ron en Ca­ta­lu­ña. Por lo de­más, piér­de­te por sus ca­lles… y prue­ba los bo­rre­gos, su dul­ce más ca­rac­te­rís­ti­co (Pas­te­le­ría Do­min­go Vi­la. Sant An­to­ni, 13).

Pa­ra aca­bar, des­plá­za­te a la to­rre ro­ma­na de la To­rras­sa, en Lli­nars del Va­llès, un mi­ra­dor des­de don­de dis­fru­tar de una vis­ta es­pec­ta­cu­lar de la co­mar­ca. La en­tra­da es gra­tui­ta (abier­to fi­nes de se­ma­na y fes­ti­vos por la ma­ña­na). Muy cer­ca es­tá la gran­ja Can Bor­doi ( www.mo­gent.com), don­de com­prar bue­nos que­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.