CA­RRE­RA DE TRI­NEOS

deViajes - - DESTINO -

Otra de las es­ta­cio­nes in­tere­san­tes de Mar­ge­ri­de es Lau­ber­tP­la­teau du Roy (al sur de la re­gión). Es una zo­na de 10.000 hec­tá­reas don­de prac­ti­car es­quí de fon­do y ska­ting. Ade­más de su ha­bi­tual ofer­ta, si vas en fe­bre­ro po­drás asis­tir a una tra­di­cio­nal ca­rre­ra de tri­neos ti­ra­dos por pe­rros. Es una ca­rre­ra es­pec­ta­cu­lar de 40 ki­ló­me­tros y 50 en­gan­ches de has­ta do­ce ani­ma­les. Es de­cir, en to­tal pue­de ha­ber más de 300 pe­rros di­ri­gi­dos por sus mus­hers. Ade­más, al­re­de­dor del even­to se or­ga­ni­zan va­rios ac­tos pa­ra­le­los co­mo pa­seos a ca­ba­llos. real­men­te in­creí­bles. Si si­gues la ca­rre­te­ra ha­cia Saint-De­nis-en-Mar­ge­ri­de lle­ga­rás a una de las más for­mas más sor­pen­den­tes, la pi­rá­mi­de en por­te a faux. Son dos ro­cas, una en­ci­ma de la otra, de unos tres me­tros de al­to. ¡Pa­re­cen es­tar en un equi­li­brio tan pre­ca­rio que te so­bre­ven­drá la sen­sa­ción de que pue­den caer­te en­ci­ma en cual­quier mo­men­to!

EN PLE­NA NA­TU­RA­LE­ZA

Des­de Saint-De­nis, si­gue la ca­rre­te­ra D5 unos 14 ki­ló­me­tros has­ta la es­ta­ción de Bou­viers ( www.les­bou­viers.com). Un lu­jo lle­gar aquí. Es­tás en ple­na na­tu­ra­le­za, y con de­ce­nas de po­si­bi­li­da­des pa­ra dis­fru­tar de ella. En in­vierno, cuen­tas con 50 ki­ló­me­tros de pis­tas de es­quí (nor­mal­men­te se prac­ti­ca el de fon­do o sa­li­das con ra­que­tas de nie­ve). Con el buen tiem­po, ru­tas de sen­de­ris­mo, btt (pue­des al­qui­lar allí mis­mo la bi­ci­cle­ta)... Otra ac­ti­vi­dad que pue­des ha­cer en la zo­na es un pa­seo en kart con pe­rros. Con­sul­ta mo­da­li­da­des en www. au­brac­mus­hing.com, di­ri­gi­do por Mat­hieu Lon­blin, un enamo­ra­do de es­tos ani­ma­les de com­pe­ti­ción que ha he­cho de su tra­ba­jo de mus­her (co­rre­dor con pe­rros) una for­ma de vi­da. De he­cho, ha­ce seis años que no tie­ne va­ca­cio­nes, “por­que no quie­re”. Con eso es­tá to­do di­cho. Tie­ne apro­xi­ma­da­men­te trein­ta pe­rros de dis­tin­tas ra­zas a los que en­tre­na pa­ra com­pe­ti­ción (pue­den lle­gar a re­co­rrer 12.000 ki­ló­me­tros en se­sen­ta días). Or­ga­ni­za va­rias ac­ti­vi­da­des, co­mo mar­chas a pie con pe­rros (20 € una ho­ra y me­dia apro­xi­ma­da­men­te), tri­neo por la nie­ve (70 € me­dio día), etc.

De la es­ta­ción Bou­viers, si­guien­do la D7 unos 12 ki­ló­me­tros, lle­gas a la re­ser­va de bi­son­tes de Sain­te Eu­la­lie ( www.bi­so­neu­ro­pe.com). Son 200 hec­tá­reas de bos­que don­de los ani­ma­les vi­ven en se­mi-li­ber­tad. Lo que tie­ne de bo­ni­to es­ta re­ser­va es que pue­des en­trar en su há­bi­tat y po­der ver los bi­son­tes de muy cer­ca. La vi­si­ta más tí­pi­ca se rea­li­za en co­che de ca­ba­llos (el úni­co ani­mal al que los bi­son­tes per­mi­ten acer­car­se). La en­tra­da cues­ta 13,5 € (7 € ni­ños) e in­clu­ye el ac­ce­so al mu­seo. Tam­bién hay la op­ción de ha­cer un re­co­rri­do a pie ha­cia un pues­to de ob­ser­va­ción acon­di­cio­na­do.

Mat­hieu Lon­blin,

mus­her de com­pe­ti­ción. Caos gra­ní­ti­co cer­ca de Saint-De­nis en-Mar­ge­ri­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.