La cal­ma del pai­sa­je

deViajes - - DESTINO -

En Au­brac to­do se de­tie­ne. Po­drás per­der­te por sus sen­de­ros y dis­fru­tar de una tran­qui­li­dad ab­so­lu­ta. Oír el so­ni­do del vien­to, no cru­zar­te con na­die en mu­cho tiem­po... Es tie­rra de ba­sal­to. De am­plias me­se­tas, ríos y la­gos. Y por su­pues­to, de va­cas. La ra­za, lla­ma­da Fleur d'Au­brac, es de­no­mi­na­ción de ori­gen des­de 2010, y muy apre­cia­da no só­lo en la re­gión, sino en to­do el país. A lo largo de la ru­ta, te cru­za­rás con re­ba­ños en más de una oca­sión. Las va­cas au­tén­ti­cas de Au­brac son muy fá­ci­les de re­co­no­cer; si te fi­jas bien, ve­rás que sus ojos pa­re­cen ma­qui­lla­dos de ne­gro.

Au­brac tam­bién es tie­rra de es­pi­ri­tua­li­dad. El ca­mino de Santiago pa­sa por aquí. Con­du­ce a los pe­re­gri­nos has­ta Es­pa­ña en un sen­de­ro que an­ti­gua­men­te iba des­de Mar­ge­ri­de a Au­brac y que ac­tual­men­te se pue­de re­pro­du­cir. Si quie­res pro­bar al­gu­na ru­ta de sen­de­ris­mo, en la web www.lo­ze­re-tou­ris­me.com en­con­tra­rás va­rios ma­pas. Un da­to: la re­gión cuen­ta con 2.450 ki­ló­me­tros de sen­de­ros se­ña­li- za­dos. In­clu­so, pa­ra los más de­por­tis­tas, hay un cir­cui­to que te per­mi­te re­co­rrer to­do Au­brac a pie en unos diez días. Son 299 ki­ló­me­tros.

NASBINALS Y EL PE­RE­GRI­NA­JE

Em­pe­za­mos la ru­ta en Nasbinals, pun­to im­por­tan­te den­tro del ca­mino de pe­re­gri­na­je a Santiago de Com­pos­te­la. Por aquí cru­za el GR65, el más co­no­ci­do y una de las par­tes más bo­ni­tas den­tro del ca­mino de Santiago de la Lo­zè­re. Con­cre­ta­men­te el tra­mo Nasbinals-Au­brac-San Chély d'Au­brac (17 ki­ló­me­tros, ya en­tra­do en el ve­cino de­par­ta­men­to de Avey­ron) ha si­do de­cla­ra­do bien na­tu­ral por la UNES­CO.

Nasbinals, co­mo la ma­yo­ría de pue­blos de Au­brac, es un nú­cleo pe­que­ño (lo vi­si­ta­rás en me­dia ma­ña­na). Des­ta­ca su igle­sia ro­má­ni­ca de San­ta María, una de las más im­por­tan­tes de la re­gión. Cuan­do aca­bes, si­gue una ex­cur­sión a pie has­ta la cas­ca­da de Le Dé­roc. Va­le la pe­na: el pa­ra­je es ex­cep­cio­nal y ade­más, con­for­ma un mi­ra­dor de la re­gión. De­trás de la

Río Le Bès, en Au­brac.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.