EN EL HO­RI­ZON­TE

deViajes - - MI VIAJE -

A la ca­te­dral de Má­la­ga le apo­dan La Man­qui­ta, por­que so­lo tie­ne una to­rre, la que cus­to­dia el la­do nor­te. En el la­do opues­to de­bía de ubi­car­se una cons­truc­ción pe­ro las obras nun­ca se ini­cia­ron en el si­glo XVIII. La ca­pi­tal an­da­lu­za tie­ne ade­más otro pun­to tu­rís­ti­co im­pres­cin­di­ble: el fa­ro. Es un lu­gar muy que­ri­do por los ma­la­gue­ños, que vie­ron có­mo se cons­truía en tiem­pos de Fer­nan­do VII y un ele­men­to muy re­cu­rren­te en la ico­no­gra­fía de la ciu­dad. Como cu­rio­si­dad, sa­ber que se la de­no­mi­na La Fa­ro­la de Má­la­ga.

Es de todos co­no­ci­do que los ma­la­gue­ños bor­dan los es­pe­tos. Te­néis que acu­dir has­ta los chi­rin­gui­tos de las pla­yas del Pa­lo y pro­bar­los por me­nos de 2 €. Ve­réis qué co­mi­da más ri­ca. En el mis­mo cen­tro po­déis co­ger el au­to­bús 11 que os acer­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.