TAN COM­PLE­TA

deViajes - - SUMARIO -

Se­vi­lla es ma­ra­vi­llo­sa. Ini­cia­mos nues­tro recorrido vien­do la Real Maes­tran­za de Ca­ba­lle­ría, co­no­ci­da por ser el rue­do tau­rino de la ca­pi­tal his­pa­len­se. Den­tro del re­cin­to, nos mos­tra­ron un mu­seo que re­co­ge ta­pi­ces, uten­si­lios y tra­jes de lu­ces do­na­dos por ilus­tres to­re­ros. La vi­si­ta fi­na­li­za sa­lien­do por la Puer­ta del Prín­ci­pe, lu­gar que hon­ra a los dies­tros triun­fa­do­res en es­te co­so.

Con­ti­nua­mos nues­tro iti­ne­ra­rio ser­pen­tean­do por el Ba­rrio de San­ta Cruz, con ca­lle­jue­las es­tre­chas, pla­ci­tas con na­ran­jos, blan­cas fa­cha­das y pa­tios sem­bra­dos de flo­res. To­do re­sul­ta un ma­ra­vi­llo­so re­ga­lo pa­ra los ojos.

Ca­mi­na­mos has­ta en­con­trar la ca­te­dral, el tem­plo gó­ti­co más gran­de del mun­do. Si hu­bie­ra al­go que des­ta­car de la ciudad an­da­lu­za se­ría la sin­gu­la­ri­dad de la to­rre de la Gi­ral­da y el es­plen­dor del Pa­tio de los Na­ran­jos. La To­rre del Oro, an­ti­guo ar­chi­vo de In­dias y hoy Mu­seo Na­val, fue nues­tro úl­ti­mo des­tino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.